Instalaciones que quedan aparcadas
El Velódromo de San Blas
Se construiría junto a la Peineta. Estaba proyectado como una obra reciclable, con un aforo de 6.000 asientos y un coste de 12 millones.

Los canales de remo, en el sur
Getafe y Vallecas iban a acoger estas instalaciones; la primera tendría un aforo para 14.000 personas y la segunda, para 15.000.

La reforma del Hipódromo
El Hipódromo de la Zarzuela iba a sufrir una profunda reforma, al aumentar en 12.000 plazas su capacidad gracias a 46 millones.
La Peineta y el centro acuático que se construye junto al futuro Estadio Olímpico son las dos únicas instalaciones que seguirán levantándose, a pesar de que Madrid no haya sido elegida sede de los Juegos de 2016. Por el camino se van a caer otras obras, como el Velódromo de San Blas, el pabellón de voleibol de Coslada, los canales de remo en Getafe y Vallecas o la ampliación del Hipódromo de la Zarazuela.
El nuevo estadio de la Peineta comenzará sus obras en breve. Se convertirá en el icono del Madrid olímpico que pudo ser y que -de momento- tendrá que esperar. Muchos fueron los que el viernes por la noche en Copenhague dudaban de que hasta esta infraestructura iba a pasar a mejor vida. Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid (equipo que se trasladará a este estadio a cambio del Vicente Calderón), confirmó ayer a ABC que la operación sigue con sus plazos previstos.
«A punto de comenzar»
«Está planificado y encarrilado. Aunque es una pena que no nos hayan dado los Juegos -manifestó-, esta derrota no afecta a nuestro proyecto. Está firmado y, prácticamente, a punto de comenzar las obras». La agenda del club rojiblanco señala que las obras de reforma del estadio de San Blas comenzará a principios del próximo año. La fecha también fue confirmada a este periódico por uno de los arquitectos autores del proyecto, Antonio Cruz. «Todo está planificado para que los trabajos comiencen con el nuevo año. Ése es nuestro deseo. Si surge algún imprevisto, podría retrasarse hasta la primavera, aunque no lo creo».
La Peineta será el mejor ejemplo de que una competición como los Juegos -aunque no se lleguen a celebrar- ayuda a transformar la ciudad elegida.
Tanto el estadio como su entorno, actualmente, dan pena. Abandonados, sin vida y en una zona prácticamente desertizada, corrían el riesgo de caer en el olvido.
Recuperar el entorno
El convenio firmado entre el Ayuntamiento y el Atlético de Madrid ayudará a recuperar esta instalación. También seguirán adelante las obras del centro acuático, las piscinas diseñadas por Juan José Medina. Aunque sus trabajos se han prolongado más de lo previsto en un principio -sufrieron un primer parón tras el fiasco de la candidatura de Madrid para 2012-, lentos y con incrementos de coste, los trabajos han continuado hasta la fecha. De hecho, les falta ya poco para finalizar, y está previsto que en 2010 las piscinas sean inauguradas.
El futurista pabellón de baloncesto, que el Real Madrid pensaba construir en Valdebebas y dedicar a las pruebas olímpicas de esta disciplina, mantendrá su construcción, aunque serán los responsables del club merengue los que marquen los plazos, dado que la instalación será de su propiedad.
Otras infraestructuras, sin embargo, quedan congeladas de momento. Son aquellas que estaba previsto construir sólo en caso de conseguir los Juegos: el Pabellón Olímpico, el Centro de Tiro de Paracuellos, el Velódromo, el Centro de Hockey, el Canal de Remo del Parque Lineal del Manzanares -entre Madrid y Getafe- o el parque de aguas bravas de La Gavia (Vallecas).
En este último caso, el parque se construirá, pero no así el canal de aguas rápidas. En otros casos, como el del pabellón, su diseño -que ganó un concurso de arquitectura- estaba vinculado al logo olímpico: la instalación tenía forma de mano.
Cubrir la M-40
Tampoco se llevarán adelante los proyectos de reforma previstos para el Hipódromo, ni se construirá la Villa Olímpica, aunque exista un plan municipal para utilizar estos terrenos para construir viviendas de protección oficial. Queda también pendiente de decisiones futuras la idea de cubrir la M-40 a la altura del Estadio de La Peineta, para permitir el paso a pie de forma cómoda de una de sus márgenes a la otra.
En el caso del pabellón de voleibol de Coslada, conocido como «La Caracola» por su original diseño, su construcción se supeditaba a los Juegos. No obstante, sí está previsto construir en cualquier caso un centro de tecnificación para deportistas de elite de esta modalidad deportiva, dos campos de voleibol con capacidad para 4.000 personas y la sede de la Federación Española de Voleibol. En el caso de que Madrid retome la carrera por los Juegos, será el momento de plantear mejoras, actualizaciones o cambios de lugar. Mientras el futuro de nuestro proyecto entra en fase de «stand by», el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, sugirió que no habrá candidatura japonesa de cara a los Juegos Olímpicos de 2020. En Río, los cariocas volvieron a tomar ayer la playa de Copacabana para proseguir con las celebraciones.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es