La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica celebró ayer la decisión adoptada en el Congreso para que el Gobierno elabore en el plazo máximo de seis meses un censo de todas las personas enterradas en el Valle de los Caídos. Sin embargo, este colectivo fue más allá y exigió que sean desenterrados los restos de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera y «entregados a sus familias». Al respecto, la Asociación entiende que el Valle debería dedicarse en exclusiva «a la memoria de los miles de hombres que lo construyeron».
El Gobierno deberá asimismo facilitar «económicamente las exhumaciones» y agilizar el traslado de los restos de estas personas, cuando así lo soliciten los familiares o entidades representantes de los mismos.

Enviar a:

¿qué es esto?