La economía mundial ha vuelto a la senda del crecimiento después de una profunda recesión. Lo anunció ayer el Fondo Monetario Internacional, que da por terminado el proceso de recesión en la mayoría de los países del mundo entre los que no se encuentra España. De hecho, el organismo internacional prevé una contracción del 3,8% para la economía española en este año y del -0,7% el próximo, cifras que superan las estimaciones que el Gobierno ha incluido en los Presupuestos, un -3,6% en 2009 y un -0,3% en 2010.
En su informe sobre las «Perspectivas Económicas Mundiales», el FMI eleva sus previsiones de crecimiento, especialmente para 2010. «La economía mundial parece expandirse de nuevo, empujada por el fuerte desempeño de las economías asiáticas y la estabilización o modesta recuperación en el resto del planeta», afirma el organismo internacional.
Según sus nuevos cálculos, Estados Unidos se contraerá un 2,7% este año, pero retomará un crecimiento positivo del 1,5% el próximo. La zona euro, por su parte, pasará de una contracción del 4,2% en este ejercicio, a un crecimiento positivo del 0,3% en 2010.
Los mercados emergentes, por su parte, crecerán a un ritmo mucho más acelerado. China se expandirá un 8,5% en 2009 y un 9% en 2010, mientras que Brasil, el más beneficiado entre los grandes países emergentes, sufrirá una recesión del 0,7% en este ejercicio, pero crecerá un 3,5% el próximo.
En este informe España no sale muy bien parada. La recesión prevista con una caída del PIB del 0,8% el próximo año, sólo será superada por Irlanda, que tendrá una caída del 2,5%. Además, esta contracción de la actividad provocará que el desempleo alcance al 20,2% de la población activa en 2010, más de un punto por encima de lo estimado por el Ejecutivo hace tan solo unos días.
El FMI argumenta que el sector de la construcción es un lastre para nuestro país y vaticina que habrá caídas adicionales en los precios de la vivienda en España, y también en países como Dinamarca y Reino Unido, aunque no especificó su posible magnitud.
En el lado positivo, el sector exterior reducirá su déficit hasta el 4,7% del PIB el próximo año, pero esta mejora no se explica por el incremento de las exportaciones, sino por la caída de las compras al exterior. En cuanto a la inflación, prevé una tasa media negativa del -0,3% para este año y una positiva del 0,9% para el próximo.
Respuesta de Salgado
Por su parte, la ministra de Economía rebatió ayer al Fondo Monetario Internacional desde Suecia al asegurar que las previsiones presentadas por este organismo internacional son más pesimistas que las que maneja el Gobierno. «Nos tenemos que acostumbrar a que las previsiones son muy cambiantes y éstas, de hecho, son diferentes a las de julio y a su vez distintas a las de la CE y a las de las de la OCDE», explicó.
Salgado aseguró que el Gobierno tiene que hablar con el Fondo Monetario Internacional «para explicarle algunas cosas que no han entendido, por ejemplo, sobre el Presupuesto que acabamos de presentar y otra serie de informaciones». En todo caso, la máxima responsable económica del Gobierno confió en que la realidad sea mejor que la previsión del FMI.
Sobre la estimación de paro para España en 2010, el 20,2% de la población activa, Salgado rebatió que se trata de una media anual y que su pronóstico es que alcanzará el 18,9% de media en 2010, «aunque puede ser superior en algún momento en el primer semestre del año».

Enviar a:

¿qué es esto?