Zoé experimenta con el misticismo más psicodélico
Los cinco componentes de la banda mexicana / ABC
Actualizado Lunes, 14-09-09 a las 19:17
A la vera de Maná han florecido en los últimos años un puñado de bandas que han revolucionado el rock mexicano. Una de ellas es Zoé, un grupo fundado hace más de una década en Cuernavaca y cuyo sonido ha ido evolucionando desde el britpop y el grunge que alimentaban algunas de sus primeras canciones hasta el rock más psicodélico influenciado por uno de los dúos que marcó tendencia el pasado año, MGMT.
Galardonados por la Academia de las Ciencias y las Artes de la Música de España en 2008 con el Premio Latino Revelación precisamente por esos «sonidos psicodélicos, electrónicos y envolventes», los cinco componentes de Zoé -León Lárregui (voz), Sergio Acosta (guitarra), Ángel Mosqueda (bajo), Jesús Báez (teclados) y Rodrigo Guardiola (batería)- regresan con «Reptilectric» (Emi), su cuarto álbum de estudio, un trabajo que llega a España el 15 de septiembre y que la banda presenta dos días después en la Sala Heineken de Madrid.
Fue León Lárregui quien dio con ese título tan evocador que serviría «como base conceptual de lo que es este nuevo disco», según revela Ángel Mosqueda. Una expresión a medio camino entre el mundo de la naturaleza y el de la música electrónica a la que se le dio «una connotación relacionada con el misticismo mexicano», según comenta el bajista.
Una vez escogido el emblema del álbum, la banda se fue a grabar al estudio texano de Sonic Ranch, el mismo escenario en el que ya dieron forma a «Memo Rex Commander y el corazón atómico de la vía láctea», su anterior trabajo. No es ése el único elemento común con el tercer disco de los aztecas, quienes volvieron a contar con Phil Vinall –colaborador de bandas como Radiohead o Placebo- como productor. «Él mezcló nuestro primer disco y desde entonces se ha convertido en otro integrante de la banda», subraya Mosqueda.
Los Vetusta Morla de MéxicoUn total de once canciones fueron el resultado de un arduo proceso de grabación durante el cual los cinco integrantes de la banda mexicana experimentaron con «diferentes recursos», aplicando a su rock característico «elementos de la música electrónica» y aderezando todo ello con los tintes psicodélicos que envuelven los temas de uno de sus grandes referentes a lo largo de los últimos meses, los neoyorquinos MGMT. «Nos gusta ese tipo de viajes, esa alteración de los sentidos, que tu mente y tu espíritu puedan agarrar un buen viaje», comenta Ángel Mosqueda.
Para el bajista, «Reptilectric», marca «una evolución» en el sonido de la banda. «Va un paso más allá que el anterior disco», asegura un músico que cita como principales influencias de la banda a formaciones como The Last Shadow Puppets, Bengala, MGMT o Vetusta Morla.
Es precisamente con la banda de Tres Cantos con la que se compara últimamente a Zoe, algo que, lejos de molestar a los mexicanos, les hace sentirse orgullosos. «Tuvimos oportunidad de girar con ellos y su música nos gusta mucho», subraya Mosqueda, quien alude así al tour que emprendieron ambos grupos a finales del año pasado y que les llevó a localidades como Toledo, Sevilla o Albacete.
Ahora, tras liderar las listas de ventas mexicanas, la banda regresa a España con el aval de las cuatro candidaturas a los premios MTV Latinoamérica 2009 que atesora por «Reptilectric»: Artista del Año, Mejor Dúo o Grupo, Mejor Artista Rock y Mejor Artista Norte. Sólo los reggaetoneros Wisin y Yandel (seis) y la «chica dorada», Paulina Rubio (cinco) atesoran más candidaturas que los componentes de un grupo que tras actuar en la Sala Heineken emprenderá una agotadora gira en la que compartirá escenario con otros auténticos mitos del rock latinoamericano, los argentinos Babasónicos, y en la que tratará de demostrar que su música, tal y como reza la letra de uno de sus temas estrella, «Nada», no es sino «magia pura para el corazón».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es