El Plan Parcial de Valdechivillas sale adelante con el voto de calidad del alcalde
El plan parcial de Valdechivillas, en el que se contempla la edificación de 15.843 viviendas en 417 hectáreas, se aprobó ayer por el pleno del Ayuntamiento después de tres intentos fallidos. La aprobación del plan, que promueve en terrenos hasta ahora rústicos la sociedad Urbaespacios, será posible debido al cambio de opinión de dos concejales del mismo grupo que hasta ayer se habían mostrado en contra del convenio que rige el plan parcial. Estos concejales del PP, Tomás Punzano y Almudena Rodríguez, manifestaron su contrariedad con el convenio del plan desde la presentación de éste, pero finalmente votaron a favor de su aprobación provisional por «el bien del grupo», manifestaron ambos tras el pleno extraordinario. Concretamente, Rodríguez explicó a los medios que todavía mantiene discrepancias y dudas con el resto de su grupo respecto al «convenio a su titularidad, a la forma de gestionar el procedimiento y a la adjudicación de los sistemas generales», entre otros asuntos.
Además mantiene que existe un «conflicto de intereses», en referencia a la amistad que une al alcalde Valladolid y al promotor, Juan Antonio Cantalapiedra, hermano de la concejala de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, según Efe.
Rodríguez y Punzano afirmaron que se han sentido amenazados por el constructor a través de sus declaraciones en la prensa «un día sí y un día no». Ellos, al igual que el Grupo Socialista y el único concejal de IU, consideraron que el Plan Parcial de Valdechivillas carece de «interés general» y consta de algunos aspectos de «dudosa legalidad», cuestiones que comparten más miembros del Grupo Popular,según los dos concejales populares, informa Efe. «Cuando se va en una lista cerrada y bloqueada existe una disciplina de grupo», comentó para justificar el cambio de criterio de sus compañeros populares.
Muy ajustado
El plan se aprobó mediante votación nominal con el voto de calidad del alcalde, tras el empate a 14 votos a favor y 14 en contra, ya que la concejala del PP, Mercedes Cantalapiedra, no asistió debido a su parentesco con el promotor.
El proyecto queda ahora pendiente de la aprobación de la Comisión Territorial de Urbanismo de la Junta de Castilla y León.

Enviar a:

¿qué es esto?