Semenya aplasta a Mayte... y a todas
«¿Acaso quieres que te muestre mi sexo?»
La sudafricana Caster Semenya, que se proclamó ayer campeona mundial de 800 metros, se ha visto envuelta en una polémica sobre su feminidad que incluso su entrenador, Michael Seme, encuentra lógica por el aspecto hombruno de su discípula. «¿Acaso quieres que te muestre mi sexo?», fue la respuesta de Semenya cuando el empleado de una gasolinera en Sudáfrica puso en duda que fuera una mujer. La musculatura, el bello facial y la apariencia general de la atleta despertaron sus dudas. Las sospechas con respecto al género de Semenya, de 18 años, surgieron no solo por su aspecto, sino porque, en los campeonatos africanos, rebajó en siete segundos su marca personal en 800 para dejarla en 1:56.72, la mejor del año.
Ante tanta duda, Semenya ha sido sometida a un control de sexo en Berlín por parte de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF). Estas pruebas, según el propio organismo, sólo se efectúan «en casos excepcionales, mediante la búsqueda de un gen imprescindible para la masculinidad».
Era la prueba más esperada del día tanto en el estadio de Berlín como en los corazones españoles. Los 800 femeninos tenían como protagonista a la surafricana y gran favorita Caster Semenya, y a la española Mayte Martínez, la opción de medalla del día para nuestra delegación. Pero la favorita no sólo confirmó los pronósticos, sino que aplastó a todas sus rivales.
A sus 18 años, Semenya está llamada a ser una de las grandes del medio fondo mundial de los próximos años. Ayer salió la primera, pasó la primera por los 400 y dejó clavadas a todas sus rivales a falta de 200 metros.
Mayte se defendió como pudo. Recién salida de una lesión que la ha tenido un año apartada de la competición, el ritmo endiablado de la vencedora la relegó a la última plaza de la final hasta la recta de llegada, donde sacó todo lo que tenía dentro para intentar remontar. Al final fue séptima.
Oro en 1.500 a Bahrein
La primera final sin españoles en la historia de los mundiales en la prueba de 1.500 metros, se saldó con la victoria del fondista de Bahrein nacionalizado keniano, Yusuf Saad Kamel, con un tiempo de 3:35.93 y por delante del etíope Mekonnen y de estadounidense Lagat, vigente campeón del Mundo, que tuvo que conformarse con el bronce. El desenlace de la prueba se dió en los últimos 150 metros, donde, en ausencia del bahrainí Rashid Ramzi, oro olímpico en Pekín, la victoria fue para su compatriota.
En el lanzamiento de disco, nuestro único representante Mario Pestano no consiguió colarse entre los ocho primeros para luchar por las medallas. Después de clasificarse con autoridad bastándole un sólo lanzamiento en la jornada del martes, sólo pudo ser décimo al conseguir un mejor lanzamiento de 62.76, muy lejos de su marca personal.
En la prueba, el alemán Robert Harting, arropado por un público entregado, se colgó el oro. La sopresa la dio el lituano Virgilijus Alekna, que partía con la mejor marca de la temporada y no consiguó subirse al podio. Fue cuarto.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es