Ópera, un año más en obras
FRANCISCO SECO
Incidentes en una protesta de taxistas en Barajas
Varios grupos de taxistas protagonizaron a lo largo de ayer varios incidentes en la Terminal 1 del Aeropuerto de Barajas. Protestaban contra la empresa Auto-Res, a la que acusan de «competencia desleal», por montar un servicio de autobuses que traslada a viajeros hasta la estación de Méndez Álvaro para que allí tomen otros buses. A las 14 horas, un grupo de 50 taxistas rodeó uno de los autocares para impedir su salida, lo que obligó a la intervención de agentes de las policías nacional y local. Después, hacia las tres de la tarde, otro grupo dejó de prestar servicio en la Terminal 1 durante más de quince minutos. Los taxistas abandonaron la protesta porque la Policía Municipal les avisó con que les multarían con 3.000 euros si seguían en su postura, informa Efe.
Las obras de remodelación de la estación de Ópera no concluirán hasta julio de 2010. Los trabajos en la estación de Metro, que cuenta con correspondencias en las líneas 2, 5 y el ramal Príncipe Pío-Ópera, comenzaron en el verano del pasado año y se prevé que tendrán una duración de 22 meses con un coste de 15 millones. El proceso ha sido lento porque la estación ha continuado prestando su servicio a los 55.000 viajeros que la utilizan cada día y además se han descubierto recientemente restos arqueológicos en la zona.
La nueva estación contará con un gran vestíbulo de 821 metros cuadrados, que sustituye al actual de 114 metros cuadrados. Se multiplica así por ocho la zona de tránsito. La ampliación total será de 2.338 metros cuadrados. El director de Arquitectura de Metro, Juan Pablo Alonso, explicó ayer que con las obras de remodelación se pretende básicamente eliminar la complicada distribución de este espacio creado hace 85 años. «La obra consiste en deshacer el laberinto», indicó Alonso. Además, se añadirán 3 ascensores y 8 escaleras mecánicas para mejorar el acceso a las personas con movilidad reducida, y se instalará una nueva iluminación y revestimiento. Las obras incluyen una nueva entrada a la estación por otra zona de la plaza de Isabel II para facilitar el acceso.
Esta plaza se encuentra también en proceso de remodelación, por lo que la coordinación de ambos trabajos se ha convertido en un punto importante. A todo esto hay que sumar la mejora climática, para la cual se está renovando el sistema de ventilación, basado en la evaporización, que baja la percepción de la temperatura en 2 ó 3 grados.
Durante los trabajos de remodelación, los responsables han encontrado restos de la muralla árabe que cruzaba antes la ciudad y la Fuente de los Caños del Peral, enterrada en 1809 con la creación del Teatro Real y la posterior ordenación de la plaza de Isabel II. Los responsables han declarado que no van a descubrir los restos. El caso está siendo estudiado en la actualidad por Patrimonio.
La remodelación se enmarca dentro del plan de mejora 2007-2011 puesto en marcha por Metro de Madrid, que quiere equiparar las instalaciones de todas las líneas y evitar diferencias de importancia entre las estaciones más antiguas y las de reciente inauguración.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es