John Malkovich: «Hay que creer en la redención de los condenados»
John Malkovich durante la rueda de prensa que hoy ha concedido en Peralada /EFE
Actualizado Jueves, 16-07-09 a las 20:12
El actor norteamericano John Malkovich ha afirmado hoy que "es necesario para todos creer en la redención y rehabilitación" de delincuentes como el asesino en serie austríaco Jack Unterweger, cuya vida narra e interpreta en el concierto lírico "The infernal comedy".
Este espectáculo, en el que Malkovich está acompañado de una orquesta y de las sopranos Bernarda Bobro y Aleksandra Zamosjska, abrirá el Festival Castell de Peralada el próximo sábado 18 de julio. El caso de Jack Unterweger conmovió durante 20 años a la alta sociedad, intelectuales y políticos austríacos, ya que después de ser condenado a cadena perpetua por el asesinato de una prostituta, fue puesto en libertad por la presión de estos sectores, tras lo que volvió a cometer una decena de crímenes, hechos por los que fue de nuevo condenado de por vida, lo que le llevó al suicidio en 1994.
Según ha declarado hoy en rueda de prensa Malkovich, que también dirige la obra, "es necesario para todos creer en la redención y rehabilitación" de los condenados, porque así lo consideran los fundamentos de la religión -a pesar de que se ha declarado ateo-, de la cultura, y del sistema legal, que ofrece esta posibilidad.
Explicar para comprenderMalkovich ha apuntado que "The infernal comedy" intenta explicar el perfil de Jack Unterweger y hacer comprender el motivo de sus actos, aunque "es imposible decir por qué los asesinos en serie matan", tras lo que ha especulado que, posiblemente, "les gusta matar".
"The infernal comedy" se estrena el sábado en España por primera vez y, en ella, Malkovich, en el papel del asesino austríaco, intenta convencer al público -como lo hizo Unterweger con la sociedad vienesa- de que lean su libro, una autobiografía que escribió mientras cumplía condena. John Malkovich estará rodeado por un escenario austero -un pupitre, una silla de oficina y algunos libros- que será completado por las dos sopranos, que interpretarán a dos de las prostitutas que mató Unterweger, y por la orquesta Wierner Akademie.
La música, esencialmente barroca, se compondrá de piezas de Vivaldi, Haydn, Mozart, Beethoven, Boccherini, Weber y Gluck para ilustrar el descenso de Jack Unterweger a los infiernos. Respecto a la combinación de música y narración, Malkovich ha advertido de que ambas están "tan bien mezcladas" que puede entenderse que la música tiene a la obra como acompañamiento, o viceversa, que la obra lleva la música de acompañamiento.
De Unterweger, el actor norteamericano ha destacado sus contactos con la clase alta vienesa y su relación con las mujeres, que se dejaban llevar por su seducción y atractivo: "como les gustaba, intentaban cambiarlo". Otro de los aspectos por los que Malkovich ha considerado que la sociedad austríaca se movilizó por el asesino fue que "todos somos capaces de actuar con violencia, y muchos somos capaces de asesinar", por lo que la sociedad se interesa por este tipo de temas.
Malkovich ha querido destacar su gran bagaje como actor de teatro, pues ha participado en un centenar de obras, y respecto a su fama por interpretar a personajes malvados -sobre todo en el cine-, ha advertido que no se quiere "enmarcar en un perfil". Durante su estancia en prisión, Jack Unterweger escribió cuentos, poemas, obras de teatro y su autobiografía que, según Malkovich, fue una especie de "terapia" para él porque por primera vez escribió la "verdad".
A los 15 años de haber ingresado en prisión, Unterweger fue liberado gracias a la presión del partido socialista austríaco -que quiso convertirlo en un ejemplo de reinserción-, de intelectuales y de gran parte de la sociedad. Sin embargo, al salir de la cárcel, asesinó en Viena, Praga y Los Ángeles a nueve prostitutas más, tras contactar con ellas con la excusa de realizar un reportaje periodístico sobre las vivencias y dificultades vitales de estas mujeres. Posteriormente, fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de redención y el mismo día que lo supo se suicidó colgándose en su celda.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es