«Por nuestra parte, vamos a poner toda la voluntad para que las obras de la calle Serrano puedan estar finalizadas en diciembre», ha manifestado a ABC el director de Patrimonio Histórico Artístico de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. «Ahora, todo depende de la empresa adjudicataria y de su diligencia para realizar las modificaciones derivadas de la aparición de los restos arqueológicos», añade.
Como venimos informando desde estas páginas, el hallazgo de diversos restos arqueológicos ha obligado legalmente a replantear -que no retrasar- la reforma que se lleva a cabo en Serrano.
En primer lugar, hacia el mes de abril, aparecieron restos de la cerca histórica de Felipe IV justo al lado del Museo Arqueológico, en el tramo de Serrano próximo a la Puerta de Alcalá. La Dirección General de Patrimonio Histórico Artístico, con arreglo a la legislación vigente, estableció que dichos restos han de quedarse donde están y prohíbe su cambio. La cerca está hecha a base de mampostería y su traslado podría provocar daños irreversibles.
«Sólo hay que retranquear 1,5 metros el proyecto del aparcamiento subterráneo que el Ayuntamiento tiene previsto. Eso no conlleva un nuevo proyecto, sino un pequeño cambio. No tiene por qué haber retrasos, como temen los comerciantes», comenta Martínez-Almeida. Unos 47 metros de la cerca de Felipe IV son los que afectarían al aparcamiento. Hay otros 28 metros que no afectarían dicha construcción. «Se trata de un retranqueo en la pared del aparcamiento», asegura Martínez-Almeida.
Además de esta cerca histórica, también se han encontrado en la zona «señales de una posible infraestructura». La Comunidad de Madrid cree que se trata de un «viaje de agua» del siglo XVI y no de origen árabe como en un principio se había sospechado. Los estudios y las investigaciones continúan por parte de Patrimonio Histórico Artístico.
Para regar el huerto
Por su parte, técnicos del Ayuntamiento de Madrid sostienen que, en relación con este segundo hallazgo, se trataría de una antigua conducción de agua de un antiguo convento agustino, con huerto, y el que se necesitaba agua para su riego.
El propio Martínez-Almeida ha asegurado que también en este caso «no hay motivo para que se retrase el aparcamiento». Patrimonio baraja la hipótesis de que se trate de una conducción de agua, del siglo XVI, que pertenecía a dicho convento de agustinos situado en la zona de Recoletos. La investigación, prosigue. Lo mismo que las obras.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es