Jueves, 09-07-09
VALLE SÁNCHEZ
TOLEDO. «Este convenio justifica, al menos, el sueldo de dos meses de un alcalde». De esta manera tan desenfadada, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, destacaba la importancia del acuerdo firmado ayer con el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Ernesto Martínez Ataz, por el que el Ayuntamiento cede a la institución universitaria unos 40.000 metros cuadrados de suelo para completar el desarrollo del campus universitario de la Fábrica de Armas con nuevos centros docentes y de investigación, entre ellos, la nueva Escuela de Arquitectura.
Aunque comenzará a funcionar en el curso 2010-2011 en otras naves de la Fábrica, la idea de los responsables universitarios es que el nuevo edificio se instale en los terrenos que ayer fueron cedidos y en los que también se construirá un Instituto de Investigación y otras instalaciones docentes y administrativas.
Este espacio está situado justo al margen izquierdo de la Puerta de Obreros del histórico recinto de la Fábrica de Armas, donde se encuentran algunos edificios de la antigua ciudad industrial de esta zona junto al río Tajo y que ahora se utilizaban para diferentes usos municipales, entre ellos, como nave para la Escuela Taller de Restauración.
Con esta cesión, el campus tecnológico de la Fábrica de Armas contará con un total de 200.000 metros cuadrados de superficie en un entorno privilegiado junto al río Tajo, que García-Page definió como uno de los mejores estéticamente de España y Europa.
El convenio firmado ayer entre el alcalde y el rector, que tuvo de testigos también al concejal de Urbanismo, Medio Ambiente e Infraestructuras, Javier Nicolás, y a la vicerrectora del campus toledano, Evangelina Aranda, es «histórico», en palabras de García-Page, ya que cerrará el «puzzle» de todo el entorno de la Fábrica de Armas y la Vega Baja, que se complementará con los nuevos centros de investigación medioambiental que se levantarán al otro margen del río, en el Parque de los Polvorines. gracias a un acuerdo con la Junta.
Se está apostando por un proyecto «muy ambicioso y muy complejo» que culminará con un campus universitario extraordinario implicado en la vida de todos los ciudadanos, puesto que además estará abierto al público en horario académico para el uso y disfrute de todas aquellas personas que quieran, afirmó García-Page.
El rector, por su parte, explicó que en la próxima reunión del Consejo de Gobierno de la Universidad se «deberá aprobar» la sede definitiva de la Escuela Superior de Arquitectura y el Instituto de Investigación, «Se ha hecho más esfuerzo en el campus de Toledo que en ningún otro porque desde 1998 se han rehabilitado más de 40.000 metros cuadrados por una inversión que supera los 35 millones de euros», explicó el rector, quien coincidió con el alcalde, en el «magnífico» convenio que afecta a los accesos de entrada de la «Puerta de obreros» al comunicar las dos partes del río a través de la pasarela «que estará siempre abierta en horario académico y con otro especial los fines de semana». «Va a ser un Campus de encanto», concluyó.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es