Actualizado Miércoles, 24-06-09 a las 10:24
Tras fichar a Cristiano Ronaldo y Kaká en sendas operaciones que han dejado boquiabiertos a todos sus rivales, el Real Madrid ha reducido considerablemente la velocidad de las negociaciones. Ha pasado de la euforia colectiva a la tranquilidad más austera.
Gastados 160 millones en dos cracks mundiales, que recalan en el club blanco para reverdecer viejos laureles y devolver la ilusión al graderío, las actuales operaciones están siendo cuidadosamente atendidas.
-Xabi Alonso: El centrocamista vasco ya no es intocable para Rafa Benítez, que podría dejarle marchar mientras que Mascherano seguiría en el Liverpool. La llegada a los 'reds' del defensa internacional inglés Glen Johnson propiciaría también la marcha de Álvaro Arbeloa, que igualmente interesa al Real Madrid, donde el lateral se formó y por el que pagaría ocho millones de libras, casi 10 millones de euros. En total, el club blanco estaría dispuesto a ofrecer 30 millones de libras (35 millones de euros) por hacerse con los servicios del centrocampista vasco, más los diez de Arbeloa, para un total de 45 millones.
-Franck Ribéry: El francés ha insinuado en varias ocasiones su interés en recalar en el Madrid pero el Bayern de Múnich va a luchar a muerte para evitar deshacerse de su estrella. Es galáctico de los que le gustan a Florentino Pérez. Todavía desconoce su futuro, aunque la prestigiosa revista 'France Footbal' ha lanzado su veredicto: fichará por el Madrid este verano. Su precio rondaría los 60 millones.
-David Villa: El asturiano, confundido, ya sabe el lugar donde estará la próxima campaña. No en vano, solo él conoce el destino. Y ése, posiblemente, no sea en Madrid. De hecho, Jorge Valdano, en declaraciones a RNE, ha insistido que no quieren "tener problemas con ningún club" y "no podemos enfrentarnos a toda una Comunidad Autónoma por un jugador de fútbol". El Chelsea entró en la pugna y todo se ha complicado de repente. El Barcelona ha intensificado las negociaciones con el Valencia en las últimas horas.
-Diego Forlán: Las buenas relaciones entre ambos clubes han enfriado las negociaciones. El Atlético de Madrid no quiere desprenderse del uruguayo y el Barça le desea. El actual Bota de Oro tiene una cláusula de rescisión de 36 millones de euros y el Real Madrid ya se ha puesto en contacto incluso con su agente.
-Zlatan Ibrahimovic: El delantero sueco tiene dos pretendientes, pero el club merengue ha tomado ventaja sobre su eterno rival. Valdano se reunió con el director deportivo del Inter de Milán para negociar el traspaso. Los interistas no dejarán escapar a su estrella por menos de 68 millones. Y el Madrid se lo está pensando.
-Maicon: Algo parecido sucede con el brasileño, que tiene el 50% de posibilidades de vestir de blanco. Su agente tiene claro que en la nueva era galática del Real Madrid no puede faltar un jugador como Maicon. Los 30 o 40 millones que piden por él es su principal escollo.

Enviar a:

¿qué es esto?