Actualizado Viernes, 19-06-09 a las 07:15
Tras varias horas de deliberaciones a puerta cerrada, un jurado federal ha considerado culpable a una mujer de Minnesota de violar las leyes de propiedad intelectual de Estados Unidos por divulgar al menos 24 canciones a través Kazaa, uno de los ilegales sistemas utilizados para compartir ficheros digitales en Internet. Por el veredicto emitido este jueves, Jammie Thomas-Rasset de 32 años tendrá que pagar a la industria discográfica una ejemplarizante compensación de casi dos millones de dólares. El equivalente a más de 57.000 euros por cada canción pirateada de artistas como Gloria Estefan o Sheryl Crow.
Se da la circunstancia de que este es el segundo juicio contra la acusada, quien en un primer procesamiento también fue declarada culpable con una condena monetaria muchísimo más pequeña. Pero esa sentencia inicial fue anulada por irregularidades de procedimiento. Este es el único caso de piratería musical que ha llegado a juicio en Estados Unidos. Ya que en las más de 30.000 querellas interpuestas por la industria discográfica, la gran mayoría de acusados ha preferido pagar una media de 2.500 euros antes de llegar a los tribunales. Las empresas querellantes en esta ofensiva americana de "copyrights" son todas subsidiarias de los cuatro grandes grupos que dominan el negocio de la música comercial: Warner, Vivendi, EMI y Sony.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es