Actualizado Jueves, 18-06-09 a las 10:00
Todavía no se ha enfundado la camiseta madridista y todos hablan de él. De su figura, la del futbolista mejor pagado con 13 millones de euros por temporada. Todo él ha cobrado mucha importancia y saltado la frontera de lo estrictamente deportivo.
El dineral gastado por contratar al mejor futbolista del mundo con tan solo 24 años le trae a más de uno de cabeza. Incluso el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aficionado confeso al F.C. Barcelona, ha querido pronunciarse al respecto. "No me parece bien", ha señalado. Y ésta no es la única voz discordante que critica el desembolso de 95 millones de euros que gastará el Real Madrid con sus fichaje.
Rompiendo fronteras, lo cierto es que el portugués está en boca de todos. El COI, que estos días valora cuidadosamente los proyectos desarrollados por las candidaturas olímpicas para los Juegos de 2016 tampoco escapan. De hecho, los miembros del COI preguntan y preguntan. "Hay interés y fascinación por la conformación del equipo del Real Madrid", ha señalado el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.
Quien ha querido restar importancia al fichaje del crack portugués, ajeno a estas discusiones, es el presidente del eterno rival. Joan Laporta ha vuelto a arremeter contra Florentino Pérez por su gran gasto en los últimos fichajes con vistas a la próxima temporada: "Tenemos culturas diferentes, nosotros preferimos actuar con sentido común y no gastar más dinero del que tenemos", puntualizó.
Pero lo que ha alterado aún más los ánimos de propios y ajenos es el crédito que Banco Santander y Caja Madrid han concedido a la entidad blanca y, por ende, a Florentino Pérez que, aunque no en calidad de presidente de ACS, se frota las manos por conseguir lo que muchos pensarían como imposible. El máximo mandatario del Santander, Emilio Botín, justifica la financiación asegurando que este año créditos están "concediendo a todos los clientes y no clientes" lo que piden. Eso sí, "siempre que haya solvencia detrás".
El club es «solvente»El otro implicado en este asunto que se ha convertido en una cuestión de Estado es el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, que coincide en señalar que, a día de hoy, el Real Madrid es solvente y que el crédito concedido se aprobó con la unanimidad del consejo de administración de la entidad.
Claro que estos días de ajetreo, los políticos, aprovechando las circunstancias, se han referido a una operación que la ministra de Economía, Elena Salgado, define como "privada", aunque sí pide a los bancos que sean "igualmente generosos con las empresas y las familias". La mayoría de los partidos representados en el Parlamento han alzado la voz para calificar de "poco estético" que un club deportivo pague "abultadas cantidades de dinero por un jugador de fútbol" en un "contexto de crisis económica".
La propuesta, surgida a instancias de Iniciativa per Catalunya (ICV), ha desembocado en un rosario de declaraciones críticas pese a no considerar la neceidad de limitar las retribuciones de los deportistas. Eso es harina de otro costal. La mina de oro en la que se ha convertido el Real Madrid en estos momentos es lo que satisface, si cabe, a los socios y aficionados. Su contratación sumada a la del brasileño Kaká son caras. Sin embargo, su aparición en los próximos años conlleva grandes inversiones, incluso en los cinco continentes.
Tanto es así que el que fuera candidato a las elecciones del Real Madrid, Juan Palacios, ha manifestado que, después de todo, con "una buena gestión" y unos buenos equipos de mercadotecnia "Cristiano Ronaldo puede salir barato". Las previsiones calibrando el dinero ingresado solo por publicidad, al menos, así lo creen.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Mundial Sudáfrica 2010
Facebook ABC.es