Los nacionalistas consolidan sus tres eurodiputados en la Cámara
Publicado Lunes, 08-06-09 a las 01:48
Las dos coaliciones nacionalistas son las únicas formaciones políticas que han consolidado el número de escaños, respecto a los comicios de 2004, en el Parlamento Europeo, frente al fracaso socialista y al ascenso del Partido Popular. Tanto la alianza nacionalista de centro, Coalición Europea, como la que se sitúa a la izquierda, Europa de los Pueblos, mantienen sus posiciones y han permanecido a salvo del enfrentamiento entre socialistas y populares, según los datos facilitados por el Minisetrio del Interior con el 96,33 po ciento de los votos escrutados. El electorado se ha mantenido fiel y no ha castigado a los pequeños partidos, que luchaban por mantener viva su voz en la Cámara europea.
Los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió, los vascos del PNV y los canarios de Coalición Canaria, los tres principales partidos que integran la Coalición por Europa, han repetido sus dos escaños. Esta alianza ha conseguido 752.639 votos y un porcentaje del 4,99 por ciento. En las anteriores elecciones, los votos obtenidos fueron de 798.816 y un 5,15 por ciento del total.
Por su parte, Europa de los Pueblos, la alianza nacionalista de izquierda, que lidera ERC y el Bloque Nacionalista Gallego, también mantiene el escaño que obtuvo en 2004. En esta ocasión, los votos han sido de 386.562 y un 2,56 por ciento de los votos. Este dato supone un aumento respecto a los comicios celebrados en 2004, cuando obtuvo 380.709 votos y un 2,45 por ciento de los votos
El resultado de estas elecciones no se han querido presentar como unas primarias ante los próximos comicios catalanes, pero la realidad es bien distinta, ya que es un termómetro que indica el aumento del peso de los nacionalistas de CiU, frente a los socialistas. El candidato de CiU, Ramon Tremosa, quiso remarcar este carácter europeísta del voto, al señalar que los catalanes tienen la oportunidad de demostrar que Cataluña es «una nación europea».
Documento base
Coalición Europea se presentó a estos comicios como la alternativa al PSOE y PP y surgió tras la ruptura de los nacionalistas vascos (PNV) y catalanes (CiU) con el Bloque Nacionalista Gallego (BNG), que decidió dejar esta alianza e integrarse en Europa de los Pueblos. En las elecciones de 2004 se presentó bajo el nombre de Galeusca-Pueblos de Europa y obtuvo dos eurodiputados.
Al cambio de nombre, hay que unir la incorporación de nuevas formaciones políticas, que se suman a las que ya integraban esta coalición. Así, tras varios meses de negociación, a CiU, PNV y el Bloque Nacionalista Valenciano, se unieron Unión Mallorquina, Unión Menorquina, Coalición Canaria y el Partido Andalucista. Fruto de este acuerdo para presentar la candidatura fue el documento base, que firmaron en Madrid el pasado día 22 de abril, en el que defendieron su alternativa a los dos grandes partidos nacionales (PSOE y PP). Además, defendieron su «vocación profundamente europeísta», así como la necesidad de que la voz de los pueblos a los que representan sea defendida en Europa.
A los catalanes le correspondió la designación del cabeza de lista, un proceso que no estuvo exento de problemas, ya que CiU decidió que el hasta ahora eurodiputado, Ignasi Guardans, no repitiera en la candidatura. Su lugar lo ocupa Ramón Tremosa, seguido de Izaskun Bilbao (PNV), Salvador Sedó (UDC) y Claudina Morales (CC).
La segunda candidatura nacionalista, Europa de los Pueblos-Verdes, se sitúa en la izquierda ideológica y está formada por ERC, el Bloque Nacionalista Gallego (BNG), Aralar, Eusko Alkartasuna, Entesa Por Mallorca y Partido El Bierzo. En estas elecciones se han presentado con una destacada novedad respecto a los comicios de 2004, al incorporarse a la coalición el Bloque Nacionalista Gallego y Aralar.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...