Manuel Llorente, nuevo presidente del Valencia, no regalará jugadores
Lunes, 08-06-09
El equipo gestor elegido para iniciar el reflote del Valencia se puso ayer manos a la obra. El nuevo consejo de administración que salió de la Junta General Extraordinaria celebrada por la mañana puso en el asiento presidencial en sesión vespertina a Manuel Llorente. Un viejo conocido en la entidad valencianista, que en 2006 salió por desavenencias con Juan Soler y que en los últimos dos años había sido el presidente ejecutivo -la misma misión desempeñará en el club valencianista- del Pamesa Valencia.
Llorente es un experto gestor, duro en las negociaciones y escrupuloso con los números, que tiene la difícil tarea de desarrollar el plan de viabilidad del club. Este proyecto comprende la salida de jugadores, pero en ningún caso a cualquier precio.
Pregunta obligada en su presentación fue la referida a la salida de jugadores como Villa, Silva o Albiol hacia el Real Madrid o el Barcelona, a lo que respondió que «nuestro deseo no es vender jugadores, pero hay momentos en los que te lo tienes que plantear, ya que, si hay una cantidad que nos interese por su magnitud, nos lo tendremos que pensar». El nuevo presidente «che» defendió, no obstante, que la venta de futbolistas es «una necesidad y una obligación» que tienen los clubes de fútbol, porque «hay que sacar a los jugadores el mayor rendimiento deportivo y económico». Aviso a navegantes: con Manuel Llorente, el Valencia marcará el precio. En su día respondió con un «no» a Florentino Pérez cuando se lanzó a por Mendieta o Ayala.
«Sí» a la ampliación
Javier Gómez, presidente interino del Valencia -desde el pasado viernes y hasta que Manuel Llorente fue elegido ayer máximo mandatario del club- explicó a los accionistas que se dieron cita en la Junta General Extraordinaria la cruda realidad financiera de la entidad antes de votar la ampliación de capital de la SAD por un montante de 92 millones de euros con la emisión de 1.922.250 títulos. Los accionistas presentes y representados votaron «sí» al proceso con un respaldo del 97,8% del capital social presente.
Los números son escandalosos y no se pueden esconder por más tiempo. Gómez explicó que en los últimos seis años el Valencia «ha sacado 300 millones de euros más de los que ha ingresado» y destacó que a 30 de junio de 2009 el endeudamiento de la entidad deportiva ascenderá a los 547 millones -91.013.142.000 millones de las antiguas pesetas-. El ya ex presidente interino indicó que el déficit generado es de 274 millones.
El aumento de capital, no obstante, no es la única herramienta que tiene el Valencia para salir, no antes de 2014, del atolladero. Es uno más de los conceptos del plan de viabilidad, basado en tres ejes, cuyo objetivo es «equilibrar la cuenta de resultados», dijo Gómez. La finalización del nuevo estadio y los ajustes de plantilla son fundamentales.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Mundial Sudáfrica 2010
Facebook ABC.es