Actualizado Miércoles, 10-06-09 a las 03:33
El Airbus desaparecido envió hasta 24 mensajes de anomalía, según ha anunciado la Oficina de investigaciones y análisis, según responsables de la investigación técnica del siniestro. Este hecho puede avalar la tesis de que el aparato tenía un problema con los detectores de velocidad y que por ello entró en una zona de turbulencias a una velocidad inadecuada. No obstante, nada indica que el vuelo siniestrado se encontrara en su trayectoria un cúmulo tormentoso excepcionalmente intenso para un mes de junio, según el director de Météo France, Alain Ratier.
Según ha informado Alain Bouillard, responsable de la investigación, el avión envió 24 mensajes de anomalías, conocidos como ACARS, entre las 2:10 y 2:14 GMT. La última posición de la aeronave fue a las 2:10 horas, justo en el momento en que comenzaron los mensajes.
Además, el director de la Oficina de Investigaciones, Paul-Louis Arslanian, ha asegurado que los mensajes fueron enviados incluso cuando el sistema fue interrumpido «voluntariamente» por los pilotos.
En cuanto a las hipótesis de que el siniestro tuviera su origen en una bomba que viajara a bordo del avión, el director del organismo encargado de la investigación dijo que no se puede «excluir al cien por cien» pero que esta hipótesis no es «muy coherente» con los elementos de los que hasta la fecha disponen los investigadores. «Sería muy sorprendente», ha dicho.
Brasil no localiza los restos del aviónLa Fuerza Aérea de Brasil (FAB) ha admitido que ha perdido la probable localización de posibles restos del avión Airbus, según ha informado una fuente de la institución militar.
El brigadier Ramón Borges Cardoso, director del Departamento de Control del Espacio Aéreo de la FAB, ha señalado que las corrientes marítimas hicieron que el material avistado por algunas aeronaves que sobrevuelan el Atlántico desapareciera para su rescate por parte de los navíos que acompañan las búsquedas

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es