Valoración:
Viernes, 05-06-09
No tiene la furia de la Roja, ni es una armada tan invencible (Roland Garros´09 aparte) como la de nuestro tenis. Esta otra armada española, la del arte en la Bienal de Venecia, es tan ecléctica como inclasificable. Hay, como en botica, un poco de todo... y un mucho de nada. Es de justicia comenzar con el líder, que no es Nadal, ni tiene sus bíceps, ni despierta las mismas pasiones (aunque ayer alguna fan le dejó carmín en la mejilla), pero es mallorquín como él. Miquel Barceló quería estar en esta Bienal, le faltaba en su currículo y, para más inri, lo han hecho antes que él otros de su generación.
Cuenta saldada por Exteriores: cúpula en Ginebra y Bienal en Venecia, dos por el precio de uno, que para eso andamos en crisis. Con una hora de retraso llegaba ayer Barceló a su encuentro con los periodistas. Después de tres bienales con pabellones españoles de lo más conceptual, esta vez el comisario, Enrique Juncosa, y el artista nos brindan un pabellón, en el que ha colaborado Seacex, de lo más convencional. Demasiado. Como en Eurovisión, España siempre a contracorriente. Que llevamos flamenco, ganan baladas. Este año, el comisario de la Bienal, Daniel Birnbaum, ha apostado por las instalaciones. Pues nosotros traemos pintura y cerámica. Ah, y una sala de lectura (Vinyoli, Bowles, Palau i Fabre, Gamoneda, Onetti...)
Gorilas al solEl pabellón luce blanco y radiante. Al fin se han abierto los lucernarios. Tan radiante que el sol de justicia que ayer caía en Venecia daba de lleno en uno de los dos gorilas (autorretratos) de la muestra, el que más pintura muestra de la que chorreó de la cúpula de ONU. Las salas, temáticas, son una especie de biografía artística de Barceló: las marinas y las cerámicas (algunas hechas con su mujer dentro; la sacó antes de cocerlas) evocan Mallorca; los paisajes africanos, Malí; las obras más conceptuales, París. La mayoría de la obra es reciente (hay obra acabada en marzo), pero la hay también de hace una década. Antes de irnos, le preguntamos qué le parece que sólo haya un cuadro suyo en el nuevo Reina Sofía, cuyo director, Manuel Borja-Villel, andaba no muy lejos: «Al menos hay uno... Iré a verlo. Sería peor que los hubieran quemado. Al final no me dejarán entrar ni en los bares... Soy un apestado».
Un paseo por el Arsenale nos lleva a descubrir otros tres artistas españoles, cuatro en realidad, todos bastante jóvenes. Son Sara Ramo, madrileña del año 75 que vive y trabaja en Brasil; Bestué/Vives, dos jóvenes barceloneses; y Jorge Otero-Pailos (madrileño y residente actualmente en Nueva York). La primera muestra un vídeo, «Quase cheio, quase vazio»: fragmentos de paredes del barrio madrileño de su infancia. El dúo catalán, por el contrario, ha traído un vídeo con un gran sentido del humor, «Acciones en casa», donde reina el absurdo. Parecen un trío de hecho, porque vuelven a coincidir juntos en los Giardini delle Vergini.
Bestué/Vives con «Proteo» (dos proyecciones centradas en el animal, el hombre y la máquina), y Ramo con su particular visión de la casa de Hansel y Gretel (el techo está lleno de chucherías). Otero-Pailos recrea en látex uno de los últimos muros sin restaurar del Palacio Ducal de Venecia. Es el mayor de la apuesta española de Birnbaum... y tiene 38 años. Para hallar nombres más consagrados del arte español hay que coger vaporetto. Jaume Plensa exhibe una obra en el Arsenale Novissimo dentro de una colectiva, «Unconditional Love», que organizan dos museos rusos; Bernardí Roig ha «colado» sus hombres con neones a cuestas en las salas de pintura moderna de Ca´Pesaro, en una muestra organizada por el IVAM.
...Y Naomi Campbell luciendo ayer palmito y novio por la Bienal. ¿Pero es que entiende de arte? En Venecia eso es lo de menos. Y si no que se lo pregunten a la rana más célebre del Gran Canal.
Nuevo Depósito AZUL 15. 3,25% TAE a 15 meses. iBanesto da más.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...