La Fiscalía de Roma acoge su denuncia por considerar que se violó la privacidad
Berlusconi paraliza la publicación de fotos suyas en fiestas con menores
La controvertida joven italiana Noemi Letizia, en su casa con una foto de Berlusconi el pasado abril / AFP
Domingo, 31-05-09
La Fiscalía de Roma confiscó ayer varios centenares de fotos que mostraban imágenes comprometedoras de una fiesta que ofreció Silvio Berlusconi en su residencia de Cerdeña. La decisión la tomó el fiscal Giovanni Ferrara tras la denuncia que presentó el «Cavaliere» a la Autoridad Garante de la Privacidad, que alegó que se trataba de momentos «íntimos y lícitos».
El autor de las imágenes, el fotógrafo italiano Antonello Zappadu, ha sido acusado de violación de la privacidad e intento de chantaje, ya que presentó las imágenes a varios medios de comunicación y pidió más de un millón de euros por la primicia. «Las 700 fotos están divididas en tres series», explicó el propio fotógrafo, que entregó los negativos de forma voluntaria a los Carabineros. La primera serie corresponde a una fiesta en la villa de Cerdeña y, según Zappadu, «aparecen chicas que a mi juicio eran menores». Las otras dos series corresponden a chicas en «topless» y al aeropuerto Costa Smeralda; «es decir -explicó el fotógrafo- un lugar público en el que se ve a diferentes huéspedes del presidente del Consejo -entre ellos el ex ministro de la República Checa Mirek Topolanek- que bajan de un avión militar». Según los medios italianos, en algunas de estas fotos aparece la ya famosa Noemi Letizia, la joven a cuya fiesta de 18 cumpleaños asistió Berlusconi desencadenando la ira de su mujer, Verónica Lario.
Incluso en las habitaciones
El propio Berlusconi se defendió ayer ante los medios al criticar una vez más a los «periódicos de izquierdas que nos han atacado». «Las fotografías recogen momentos de intimidad entre amigos en la Navidad de 2008/2009», escribió el «Cavaliere» en su denuncia a la Autoridad Garante de la Privacidad. Especificó que «esos momentos íntimos y lícitos no tienen ningún tipo de relevancia y connotación, incluso aparecen imágenes en las habitaciones».
El fiscal acogió la denuncia de Berlusconi por considerar que se había violado la privacidad. Al mismo tiempo aclaró la noticia difundida por algunos medios, que señalaban que se había abierto una investigación sobre las afirmaciones de Lario, que acusaba a su marido de «frecuentar a menores». El fiscal dijo que llegaron correos electrónicos anónimos que, «como es normal, no hemos tenido en consideración».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...