Juan Sabater Tobella «Con trece semanas el feto es un ser humano en desarrollo»
Actualizado Lunes, 25-05-09 a las 13:27
-La «miembra» del Gobierno Zapatero Bibiana Aído (ya bautizada como «ministra nihilista») disparata sobre el feto de trece semanas: «No es un ser humano».
-Le contesto desde un punto de vista laico: sobre lo que dice esta señora de que a las trece semanas es un ser, pero no es un ser humano, aquí podríamos estar jugando con palabras y filosofía toda la vida, y no nos pondríamos de acuerdo. Basta solamente ver una ecografía para darse cuenta de que ese ser, a las trece semanas, tiene cara, nariz, sexo, se chupa el dedo, se mueve, es por tanto un ser humano en desarrollo, no finalizado porque la finalización es cuando nace.
-Ergo yo, con trece semanas, he sido un ser humano en el vientre de mi madre.
-Es un ser humano en desarrollo. No es un perro ni un gato en desarrollo.
-¿El aborto se está banalizando?
-Como una solución al problema del embarazo no deseado. El aborto es un dramático final a un fracaso social.
-¿Por qué ha fracasado la sociedad?
-Por el fracaso de la información sobre prevención del embarazo. Ha fracasado la formación de aquella persona desde un punto de vista humano. Ha fracasado la educación en valores. Ha fracasado una información sobre lo que es un acto sexual. Ha fracasado la inculcación de la autoestima. Y fracasa el respeto entre las personas.
-¿La «solución» al fracaso es el aborto?
-El gran engaño es que se dice que se hace en favor de la mujer, cuando es la más perjudicada. A la mujer que aborta, sea adolescente o mayor, le quedará un trauma psíquico importante, que le costará muchísimo resolver.
-Y ahora viene otra incongruencia: entre los 16 y los 18 años no hace falta que se lo digan a sus padres. ¿A Zapatero sí?
-Desde el Neandertal la estructura básica del desarrollo de la sociedad ha sido la familia. A la mujer que aborta y se queda con su trauma los únicos que le pueden ayudar a salir del problema son sus padres, no el entorno de la tribu donde la han embarazado. Por tanto, se destruyen los principios de la estructura básica de la sociedad de todos los tiempos y de todas las religiones, y le privas a la mujer que tiene este drama del apoyo de sus padres. Consideramos que una persona de 16 o 18 años no está lo suficientemente madura para decidir si vota al PSOE, al PP o a otro, y le permitimos que pueda decidir si aborta o no sin consultarlo, sin padres. ¡Esto es una barbaridad!
-Usted es padre de la prueba del talón.
-Sí, el primero que habló de los «micrométodos» en España, antes de lo del diagnóstico precoz. Pinchábamos el talón y con un tubito hacías ocho o diez técnicas. Hoy está generalizado.
-Y dio con el «talón de Aquiles» del no-sufrimiento del bebé al extraerle sangre.
-Antes, para hacer un análisis a un lactante se le tenía que tumbar, hacer que llorara, pincharle en la yugular y sacar diez centímetros cúbicos de sangre para hacer cuatro o cinco análisis. Las madres se desmayaban. Me fui a Lausana. Años 62-63. Implantamos el método de la prueba del talón en Barcelona, y apareció el mundo de las enfermedades congénitas, que se evitan con un diagnóstico precoz.
-Como fenilcetonuria e hipotiroidismo.
-De fenilcetonuria se da uno cada 9.000 nacimientos; de hipotiroidismo, uno cada 3.000; de fibrosis quística, uno cada 3.000. Un día, en el laboratorio, se me presentó una señorita de unos 26 años, que me anuncia que ha terminado la carrera de Medicina.«Soy fenilcetonúrica y fui diagnosticada en su laboratorio. Hubiese sido deficiente y he terminado la carrera de Medicina». Lloré de emoción.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...