La candidatura de Iniciativa podría conseguir escaño con 250.000 votos
Lunes, 25-05-09
La candidatura Iniciativa Internacionalista, que ya es la plataforma elegida por los proetarras para que se visualice su fuerza el 7 de junio, podría conseguir un escaño en las elecciones europeas si suma 250.000 votos, con una participación del 40 o 41 por ciento, según expertos en demoscopia y análisis electorales consultados por ABC.
Todos los análisis coinciden en que el principal aliado de los proetarras será la abstención. A menor participación, mayores posibilidades tendrán de sentirse representados con algún escaño de Iniciativa Internacionalista. Esto se debe a que su electorado es sumamente activo, siempre votan en bloque, y además en este caso se les podría sumar otro tipo de votantes antisistema, atraídos por una candidatura que se sale de lo común y se presenta en toda España, al ser circunscripción única.
En las elecciones de junio España elegirá 50 diputados (hasta que entre en vigor el Tratado de Lisboa). Cada escaño «costará» un 1,9 por ciento de votos. Si se repite la participación de 2004, casi un 46 por ciento, el número de votos necesario sería de 300.000. Muchas encuestas, sin embargo, están reflejando una participación aún menor, que se acercaría al 40 por ciento. En ese caso, los votos necesarios para lograr un diputado podrían bajar hasta los 250.000.
Las fuentes consultadas resaltan que «no es fácil, pero no es descartable», que la candidatura de Alfonso Sastre logre un escaño el próximo 7 de junio. Precisamente, esa cifra, la de 250.000, es la que vienen citando los candidatos y promotores de la coalición castellana de extrema izquierda como objetivo a conseguir en estos comicios. Una meta que sería ciencia ficción si no fuera por el préstamo hipotecario, con elevados intereses, que ETA-Batasuna se dispone a conceder a Iniciativa Internacionalista, materializado en «votos abertzales». Los proetarras se ponen como referencia, en el País Vasco y Navarra, los 150.000 que obtenían en sus mejores tiempos, que eran los «años de plomo», cuando ETA mataba más. Pero en las últimas elecciones autonómicas vascas, Batasuna sólo se pudo atribuirse 100.000 votos teóricos, haciendo, además, una manipulación escandalosa de las papeletas nulas.
El préstamo de Batasuna
Batasuna es la esperanza electoral de una coalición que por sí misma estaría condenada a ser marginal en el conjunto de España. Su principal partido, Izquierda Castellana, se presentó a las autonómicas de 2003 y obtuvo unos resultados testimoniales. Así, en Castilla-León logró 3.972, mientras que en Castilla La Mancha se quedó en los 621 y en la Comunidad de Madrid, 1.119.
La implantación del otro partido, Comuneros, es más marginal si cabe. Se dio a conocer en las elecciones generales de 2008 con la presentación de candidaturas al Senado en 16 provincias. No llegó a los 5.000 votos. En Soria obtuvo 91; 146 en Salamanca; 1.440 en Valladolid; en Madrid 960; en La Rioja 602; en Ávila100; en Segovia 259; en Palencia 209; en Burgos 257; en Zamora 85; en León 66; en Cuenca 416; en Ciudad Real 107; en Guadalajara 107; y en Toledo, cero votos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...