Álvaro Pérez, conocido como «El Bigotes», sólo ha dicho a su salida del Juzgado que «respeta al Tribunal y sigue respetando el secreto de sumario» de toda la trama «Gürtel»
Actualizado Miércoles, 20-05-09 a las 22:00
El procedimiento abierto en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) para investigar a aforados valencianos en relación con el «caso Gürtel», derivado del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, «sigue su curso», según han informado en un comunicado fuentes del Alto Tribunal valenciano.
En un comunicado, el TSJCV ha informado de que «tras las declaraciones de esta mañana, el procedimiento sigue su curso». Hasta la fecha, han declarado, en calidad de imputados, el secretario general del PPCV y portavoz popular en Las Cortes Valencianas, Ricardo Costa, y el ex vicepresidente y ex consejero de Turismo Víctor Campos, que declararon ayer y para los que el instructor no adoptó ninguna medida cautelar, y el gerente de Orange Market, Álvaro Pérez, imputado por Baltasar Garzón y que ha vuelto a comparecer hoy ante el magistrado con la misma condición.
La próxima comparecencia señalada será la del sastre José Tomás, que comparecerá mañana en calidad de testigo. Asimismo, el magistrado instructor de la causa acordó también llamar a declarar como testigos a todas las personas que han autorizado contratos entre la administración de la Generalitat Valenciana y la empresa Orange Market S. L, y a quienes formaron parte de las mesas de contratación. Asimismo ha acordado que se practique una pericial contable.

Mañana movida en el Juzgado
El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha llegado sonriente a las 8.55 horas de este miércoles al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) para prestar declaración en calidad de imputado por su relación con la supuesta trama de corrupción llamada «caso Gürtel». Después de 45 minutos declarando, el presidente ha salido como entró, arropado por la alcaldesa local Rita Barberá y los tres vicepresidentes del Gobierno valenciano. En una breve declaración ante la prensa agolpada en torno a él, Camps ha afirmado que está «muy satisfecho por haber podido dar su opinión y contar todo lo que ha pasado estos meses», además de que se ha mostrado «tranquilo» y «contento». Ha reafirmado su inocencia de los cargos que se le imputan señalando que espera «que todo vaya muy rápido y lo mejor posible, de lo que estoy completamente convencido».

A la salida de Camps, Juan Cotino, vicepresidente social de la Generalitat, ha mostrado su apoyo incondicional al presidente imputado al afirmar que «todos con el epresidente, aquí estamos para decir la verdad», unas palabras refrendadas por Camps, que ha insistido en que tenía «muchas ganas de contar la verdad».

Quien todavía se encuentra declarando en el interior del Juzgado valenciano es Rafael Betoret, ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo y actual jefe de protocolo de la Diputación Provincial, que ha llegado a los juzgados a las 10.52 horas de la mañana. A Betoret se le atribuye la adjudicación del stand regional para la feria turística Fitur a la empresa Orange Market, de Álvaro Pérez, entre los años 2006 y 2009. Con su abogado y con la plaza ya despejada de la tensión inicial, ha salido Betoret sin hacer declaraciones.

Entrada con mucha tensiónCon la marcha de Camps, entre aplausos y tímidos gritos, también la plaza de los juzgados se ha quedado prácticamente vacía. Esta tranquilidad, no obstante, contrasta con la estampa que ha presidido la entrada de Camps, que ha llegado respaldado por los tres vicepresidentes del Gobierno valenciano, Juan Cotino, Vicente Rambla y Gerardo Camps, así como la alcaldesa de Valencia, Rita Barbará, quienes también le han acompañado hasta el interior del Palacio de Justicia. Después, Camps ha permanecido en el interior del Tribunal y la cúpula del PP valenciano ha abandonado el lugar. También los altos cargos de la Administración autonómica y local han acudido a las puertas del Palacio de Justicia valenciano, ubicado en el centro de la ciudad, entre los que se encuentran los alcaldes populares de Ribarroja, Francisco Tarazona, de San Antonio, Eugenio Cañizares, de Paiporta, Vicente Ibor, y el de Manises, Manuel Corredera.

Además, unos 50 personas han aplaudido a Camps a su llegada, al que han recibido a gritos de «¡Presidente, presidente!». Camps, sonriente y relajado, ha saludado y agradecido su presencia a los asistentes que han acudido a apoyarle.

A su entrada a la sede del TSJCV, los altercados se han sucedido entre simpatizantes y detractores. La organización Intersindical de Valencia ha aprovechado la cita de Camps con la Justicia para desplegar una pancarta con dos globos rojos y blancos en la que se podía leeer: «Amiguitos del alma, ¿y las privatizaciones?». Cuando estaban desplegando la pancarta, un partidario del presidente del PP valenciano ha increpado a los manifestantes, por lo que se ha originado un pequeño revuelo en el que la Policía ha tenido que intervenir, como también lo ha hecho posteriormente a la llegada de varios opositores al Partido Popular, que enarbolaban unas pancartas mofándose de la relación amistosa de Camps con Álvaro Pérez, conocido como «El Bigotes» y que también declarará hoy a las 12.00 de la mañana. En las telas se adivinaba dibujados unos amplios bigotes negros. Los ánimos caldeados han explotado cuando un señor vestido con un traje típico de Valencia ha alzado na pancarta con el lema impreso «¡Camps, dimite ya!». Entonces, se ha producido una leve agresión entre esta persona y otro partidario del presidente, que Policía ha conseguido remitir de inmediato. Incidentes aislados por el momento, pero que han evidenciado la tensión que se vive a las puertas del Juzgado.

«El Bigotes», increpado El presidente del Gobierno de la Comunidad Valenciana ha prestado declaración ante el magistrado instructor desde las 10.00 horas de este miércoles. Al filo de las 11.50 horas ha llegado el director de la empresa Orange Market, Álvaro Pérez, conocido como «El Bigotes», a pie y solo, ha masticado un lacónico «¡hola!» a la prensa. A su salida, «El Bigotes, que ha sido increpado por gritos de «¡Eres un ladrón!» y «Devuelve la pasta», sólo ha dicho a los medios que respeta al Tribunal y «sigue respetando el secreto de sumario» de la trama «Gürtel».

Según la investigación que realizó el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón antes de inhibirse en favor del TSJCV, Camps adquirió trajes de diferentes tiendas por valor de 12.783 euros que fueron pagados por Orange Market, empresa vinculada a la trama supuestamente liderada por Francisco Correa.
El mes pasado el jefe del Ejecutivo valenciano afirmó en una sesión de control parlamentario que tenía unas «ganas locas, locas» de explicarse y certificar ante el juez que «no hay nada de nada» del supuesto delito de cohecho que se le atribuye

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...