El Cabildo de Tenerife frena en seco las intenciones del PSOE de paralizar el proyecto de la Vía Exterior
Martes, 19-05-09
ABC
Infografía del futuro trazado por donde discurrirá el proyecto de la Vía Exterior tinerfeña
ÁLEX HERRERA
SANTA CRUZ. El Cabildo de Tenerife frenó ayer en seco las intenciones del PSOE sobre la futura Vía Exterior. El Gobierno insular, integrado por CC y PP, rechazó de manera contundente una moción socialista en la que solicitaban que no se construyera esta infraestructura, una carretera de cuatro carriles que enlazará las autopistas del norte y del sur rodeando el área metropolitana.
Frente a esta decisión, durante el pleno extraordinario celebrado ayer en la Corporación insular, nacionalistas y populares aprobaron con 17 votos a favor por 9 en contra un texto alternativo donde instan al Gobierno de Canarias a que ejecute esa carretera «de modo que se minimice la afección a los suelos agrícolas de la zona».
Restar tráfico a la TF2 y TF-5
Tanto CC como PP esgrimieron como argumento la necesidad de la Vía Exterior, sobre todo basando su defensa en un informe realizado por la UTE Consultrans- Trazas Ingeniería- Control y Gestión.
En dicho documento, se constata la necesidad de la vía, que una vez finalizada, captará el 34,5 por ciento del tráfico de acceso al área metropolitana, quitándole cerca de un 15 por ciento del tráfico a la TF-5 y cerca de 12 por ciento a la TF-2.
El consejero socialista José Luis Delgado aseguró que del estudio se desprende que esta vía, antes de ejecutarse, «ya está saturada» y recomienda que se expropie terreno no para dos carriles por sentido, sino para tres. «Esto demuestra el fracaso que supondría continuar con políticas de preferencia del transporte privado frente al público», dijo.
Sin embargo, el consejero de Economía y Competitividad, Carlos Alonso, desmontó los argumentos esgrimidos por los socialistas y acusó a Delgado de «no haberse leído el informe» y de «ir en contra de la calidad de vida de los ciudadanos de Tenerife y de infraestructuras necesarias».
La futura Vía Exterior costará cerca de 300 millones de euros y se prevé que esté finalizada dentro de unos seis años. Esta nueva carretera, que discurrida entre El Chorrillo, tendrá una densidad de tráfico de casi 3.000 vehículos en hora punta.

Enviar a:

¿qué es esto?