Viernes, 15-05-09
Gobierno y oposición se unieron ayer para mostrar su indignación contra los abucheos al himno nacional durante la final de la Copa del Rey más vista -y también más polémica- de la historia. Un lamentable espectáculo que TVE no transmitió, lo que desató una polémica que contribuyó a dar más sonoridad aún a la pataleta de los independentistas. Al final, la censura de Televisión por un supuesto «error humano» costó el puesto al director de Deportes de la cadena pública, Julián Reyes.
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó que «este incidente aislado no empaña el respeto mayoritario por la Corona, que es una de las instituciones más valoradas», y recordó que «no es bueno mezclar política con deporte». Para Mariano Rajoy, «la inmensa mayoría de los españoles están con el Rey, con España y con el himno».
En lo que ya no hay tanta unanimidad es en la intervención de TVE y, aunque el director del ente, Javier Pons, se apresuró a dar explicaciones en rueda de prensa, el PP solicitará la comparecencia en el Congreso del presidente de RTVE, Luis Fernández.
De momento, Pons anunció la destitución del director de Deportes y la apertura de una investigación para depurar otras responsabilidades que se puedan derivar de la no emisión del himno nacional en directo durante la retransmisión del partido entre el Athletic de Bilbao y el Barcelona, «en contra de las indicaciones que expresamente se habían transmitido».
La dirección de la cadena consideró a Reyes el «máximo responsable» de este «gravísimo error» e informó de que el propio directivo encargado de la retransmisión había presentado su dimisión en la madrugada de ayer «como máximo responsable y dada la gravedad de lo sucedido». De momento, el subdirector de contenidos de Deportes, Ricardo Castellanos, asumirá el cargo vacante.
Además, Pons negó «categóricamente» que hubiera ningún tipo de censura y consideró los hechos un error de «extraordinaria gravedad», «Este hecho no se adecúa a la exigencia principal de informar con independencia y rigor que corresponde a la televisión pública y que esta casa cumple cada día», señaló la dirección de TVE.
Corregir en el intermedio
El director de la cadena relató que a las 21.57 minutos se dio cuenta del «error» y llamó «rápidamente» al jefe de Deportes para que lo corrigiera. Al ver que no lo hacía, comentó que dio orden de retransmitir el himno en el descanso antes del comienzo de la segunda parte.
Pons señaló que Reyes le explicó que había habido un «fallo humano, una descoordinación entre la persona que tenía que aplicar la escaleta y los operadores de cámara». Sin embargo, al directivo estas explicaciones no le parecieron «suficientes y aceptables». De hecho, señaló que tenía «especial interés» en que en el partido «se viera todo». Incluso, indicó que su voluntad era que se viera la entrada de los Reyes y se les enfocara durante el himno. Insistió en que le parece un «hecho muy grave» por el que hay que depurar responsabilidades, y que, dada la «gravedad» de los hechos, la cadena reaccionó «en el momento» mandando un comunicado.
TVE insistió en que «en ningún momento se dio ninguna instrucción para ocultar lo que sucedía en el estadio de Mestalla. Todo lo contrario. Sabiendo la importancia del evento, se dieron instrucciones precisas para que no fallara nada, algo que sí realizó RNE, donde se emitió en directo el himno y el sonido ambiente, pero que no llevó a cabo el responsable de la retransmisión deportiva».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...