Superada la teoría de la conspiración y la posibilidad de un ataque bioterrorista vuelve con fuerza la idea de que el nuevo virus de la gripe podría haber salido por error de un laboratorio. De momento, es sólo la teoría de un científico, el investigador Adrian Gibss, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) no lo ha pasado por alto. Ayer anunció que sus expertos investigarán si Gibss está en lo cierto. El experto australiano que participó en el desarrollo del antiviral Tamiflu sostiene que las características del AH1N1 hacen suponer que fue cultivado en huevos, un método utilizado en laboratorio.
No sería la primera vez que un error humano hace saltar las alarmas en laboratorios donde se investiga con muestras y animales portadores de bacterias y virus de alto riesgo. Un informe estadounidense revelaba que desde 2003 se han producido más de un centenar de accidentes y pérdidas de muestras. Con agentes tan peligrosos como el antrax, el virus de la viruela o el Ebola. El último accidente ocurrió en Alemania el pasado mes de abril, en un laboratorio donde se investigaba una vacuna experimental para el peligroso Ebola.
Más dudas
Autoridades científicas y sanitarias de México, Estados Unidos y Canadá han detectado la que pudiera ser una nueva mutación del virus. El director general del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades de México, Miguel Ángel Lezana, anunció que «tenemos casos en donde la inmunofluorescencia nos dice que es (influenza) A, pero no qué subtipo. A lo mejor éstos son H1N1 humano, a lo mejor son H3N2, no sabemos». El especialista no precisó el número de afectados, aunque aseguró que hasta ahora han sido pocos.
En este sentido insistió José Ángel Córdova, secretario (ministro) de Salud mexicano, al asegurar que esta mutación es superior a la que presenta el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), responsable del Sida. Córdova explicó que se están estudiando dos tipos diferentes de virus. Es una «teoría probable que el virus de influenza humana haya mutado o bien tenga características hacia dos virus diferentes, en el que uno sería más agresivo en algunos pacientes y en otros totalmente benigno».
Mientras, la epidemia tiende a remitir. Córdova informaba de que en los últimos cinco días no se ha registrado ningún fallecimiento y sólo se han producido siete nuevos ingresos hospitalarios. En todo el país hay 2.446 contagios y 60 muertes confirmadas. En el resto del mundo, la OMS ha confirmado 6.000 infectados en 33 países diferentes.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...