Recientes documentos internos revelan que para la «izquierda abertzale» es clave colarse en la Eurocámara
Batasuna instrumentaliza una coalición de izquierdas castellana para ir a las europeas
ABC Imagen de la última «Gazte Martxa» de Segi, en la que se observa la presencia de representantes de la extrema izquierda castellana
Jueves, 07-05-09
Batasuna tiene un plan para instrumentalizar la coalición de izquierdas Iniciativa Internacionalista-Izquierda de los Pueblos y colarse el próximo 7 de junio en el Parlamento de Estrasburgo.
La «izquierda abertzale» no cesa en su pretensión de estar en las instituciones. Y no para hacer política, sino para utilizarlas como altavoz y para mantener cohesionada su base electoral, de forma que pueda exhibir el voto obtenido como una demostración de «acumulación de fuerzas». Y con su ansiada presencia en Estrasburgo persigue también su «legitimación» en el extranjero, dentro de esa vieja pretensión de «internacionalizar el conflicto vasco». Para lograr este objetivo, a Batasuna no le ha importado, en estos momentos de horas bajas, recurrir a una agrupación española. «Iniciativa Internacionalista-Izquierda de los Pueblos» es una fuerza más que minoritaria, como lo era ANV. Por ello, los batasunos han podido creer que caería fácilmente en la tentación de dejarse manipular y, así, con el voto abertzale, lograr una representación en la Eurocámara que en otras circunstancias sería ciencia-ficción.
El plan de Batasuna tiene en cuenta los motivos por los que en ocasiones anteriores sus intentonas de colarse en las urnas fueron abortadas. Así, introduce más trampas, aunque también es cierto que el Ministerio del Interior, tal y como se comprometió su titular, Alfredo Pérez Rubalcaba, está al acecho.
Sastre y Benegas
Por ejemplo, Batasuna descartó presentar listas trampa propias. Entre otros motivos, porque hubiera necesitado bien el apoyo de 50 cargos públicos -sólo contaría con los de ANV, partido ilegalizado-, bien las 15.000 firmas preceptivas -la inclusión de alguna que hubiera apoyado opciones anteriores de los proetarras hubiera invalidado el aval-. Así que optó por la instrumentalización de alguna coalición ya legalizada. Tras sondear entre los diferentes «comités de solidaridad con Euskal Herria» asentados en diferentes regiones de España, vio receptividad en la extrema izquierda castellana, embrión de la coalición Iniciativa Internacionalista, que no se había presentado antes a unas europeas. La candidatura de esta coalición, que ya se ha registrado en la Junta Electoral Central, está encabezada por dos veteranos simpatizantes activos de la «izquierda abertzale»: Alfonso Sastre y Doris Benegas.
Pero Interior estaba preparado de antemano para desbaratar cualquier fraude de ley. Entre otros muchos motivos, porque un documento incautado el pasado verano al «comando Hego Haizea», titulado «Aurrera Begirako Ildoa» (Línea de cara al futuro, caracterización de la fase política), revela que ETA estaba diseñando un plan para presentarse a las citas electorales, pese a estar ilegalizadas Batasuna, PCTV y ANV. Así, en el apartado «reflexión del frente institucional electoral», los cabecillas indicaban que se debe ofrecer «en la contienda electoral a nuestra amplia base una oferta de lucha para combatir y para que no se decante hacia lo «útil». Pero, al mismo tiempo, habrán de confeccionarse planteamientos para condicionar en su totalidad elecciones no democráticas».
En el citado documento, los cabecillas etarras planteaban la conveniencia de enfocar cada comicio dependiendo del ámbito en el que se celebren. «Deberá fijar, ante todas las elecciones que se efectúen a lo largo y ancho de Euskal Herria y unida a la naturaleza que cada cual posee, una postura: en las europeas, en las españolas, en las republicanas francesas, en las presidenciales francesas, cantonales, en Navarra, en las de la Comunidad Autónoma Vasca, en las de las Juntas Generales y en las municipales».
Instrumentalizar una coalición que tiene su embrión en la extrema izquierda castellana encajaba en sus siniestros planes de enfocar las europeas. Batasuna no ha tardado en diseñar el plan. En el documento «planificación del curso político», la coalición proetarra se marca como objetivo, pese a estar ilegalizada, que el País Vasco tenga rango de «pueblo» en Europa. Así, en el capítulo «concreción de la línea política», se afirma que «Euskal Herria debe actuar como Pueblo ante los dos Estados (Francia y España) y ante Europa, y teniendo en cuenta la trayectoria del resto de partidos y los planteamientos actuales, podemos adelantar que será sólo la Izquierda Abertzale la que defienda los intereses de nuestro Pueblo en las elecciones».
Pero si estos textos son reveladores de las intenciones de ETA, hay otro documento que constituye la prueba del nueve. Titulado «Planificación para el curso político 2008-2009», incluye un apartado específico para afrontar esta cita electoral de junio: «Junio: elecciones europeas: La izquierda abertzale apuesta por aprovechar la cita electoral para mostrarnos como pueblo, reivindicar los derechos que como tal nos corresponden y reivindicar una alternativa integral y estructural ante el modelo social y económico vigente...».

Enviar a:

¿qué es esto?