Publicado Miércoles, 29-04-09 a las 21:10
Buenos días. En primer lugar quiero darles a todos Vds, señores/as accionistas las gracias por su presencia en ésta Junta General de Vocento correspondiente al ejercicio 2008.
También quiero agradecer a los accionistas que han delegado su representación en mi persona su voto de confianza.
Siguiendo el protocolo establecido, después de mis palabras y una vez que el secretario de la Junta nos confirma la válida constitución de la misma, quedando pendiente el quórum de asistencia al control posterior, vamos a dar comienzo a esta Junta General correspondiente al ejercicio 2008.
Mis primeras palabras, Sres/as. Accionistas, es para mostrar mi satisfacción por el honor que me corresponde de dirigirme por segunda vez a vds. Como Presidente de Vocento. Y es que Vocento es una Compañía especial. No sólo es un gran Grupo que cotiza en bolsa, cuyos propietarios, en una considerable parte, están vinculados al producto editorial, sino que es una empresa, en dónde trabajan profesionales rigurosos y honestos que aportan su mejor hacer para que cada día los lectores, los oyentes, televidentes … reciban información, opinión valorada y encuentren un contraste con la intuición de las propias convicciones. Además, no sólo es ese gran grupo de comunicación al que me refiero, sino también es la historia de una convergencia respetuosa y diversa de grupos históricos editoriales, que apuestan por seguir estando presentes en el día a día de nuestro país.
Quiero decir unas palabras de recuerdo cariñoso para Hélène Lemoîne, hasta ahora miembro de Consejo de Administración, en representación del Grupo Sudouest, que ha estado con nosotros en los últimos 17 años, y que ha presentado su dimisión al haber descendido el grupo que representa su participación en Vocento del 5 por ciento estatutario, y que profesionalmente tanto ha significado, y personalmente, nos deja una memoria entrañable. Así mismo, quiero dar la bienvenida al Consejo, en el caso de que Ustedes así lo ratifiquen cuando les sea sometida la propuesta correspondiente … (Juan Urrutia Ybarra, Gonzalo Soto Aguirre, Fernando de Yarza, que han solicitado formar parte del Consejo de Administración al ser respaldados por más del cinco por ciento de acciones cada uno). Y este es el momento también para dar la bienvenida al grupo a todas aquellas personas que se han incorporado en este año, así como el agradecimiento a todos aquellos grandes profesionales que nos han dejado en este año.
Citaré expresamente por su actuación determinante a Juan Mijangos, Mariano Linares, Angel Arnedo, Víctor Viguri, que representan una parte de la historia sustancial del Grupo.
Ellos fueron los artífices del salto desde un grupo local a un grupo global presente a lo largo de la geografía española. El liderazgo de nuestro Grupo en la Sociedad Vasca, Asturiana, Cántabra, Castellano-leonesa, Extremeña, Andaluza y Valenciana se debe en gran parte a su gestión profesional e ilusionada.
Y ahora vamos a hablar del futuro y necesariamente tenemos que analizar la coyuntura que estamos viviendo. Vivimos el tiempo económicamente más complicado que a ninguno de los presentes posiblemente, les haya tocado vivir. Estamos en una crisis económica de dimensiones desconocidas; el sector medios de comunicación está especialmente afectado por las consecuencias de la crisis, y nuevos paradigmas, como lo constituyen internet y la información digital, hacen que se haya profundizado el cambio intuído en los medios de comunicación. Esta es la situación en dónde nos desenvolvemos como sector y como empresa, pero creo que debemos de decir que un magnífico grupo de profesionales, con estrategia, con objetivos y bien dirigidos, están poniendo nuevo rumbo de éxito a nuestro Grupo. Es necesario destacar la abnegada y brillante labor de todos y en especial de los directivos, encabezados por el Consejero Delegado, José Manuel Vargas, que hacen que nos estemos enfrentando a este difícil situación con una posición más sólida que nuestras colegas y nuestros competidores. En 14 meses hemos hecho muchas cosas; hemos cambiado trayectorias que nos perjudicaban en profundidad, y mantenemos una empresa con un gran futuro a pesar de que para ello tengamos que tomar decisiones duras y desagradables, en muchos casos tristes, que nos permitan sobrevivir. Creo que hay que calificar la gestión realizada, como de profunda transformación y de manejo inteligente del cambio.
Es función habitual de los presidentes de una compañía, ya que el Consejero Delegado, en su siguiente intervención, nos va a explicar la compañía y la situación actual, hacer un repaso al entorno en el que se está y dibujar el escenario en dónde creemos que debemos desenvolvernos.
El escenario de la crisis económica
Como decía anteriormente, estamos en una crisis internacional, cuya profundidad hemos conocido pero de la que aún no conocemos sus límites. Según el FMI el PIB mundial se va a contraer el 1,2 por ciento y el comercio internacional se va a reducir en un 11 por ciento, lo que nos lleva a circunstancias de hace más de 60 años. La banca internacional, tras un largo período de euforia, ha perdido su solvencia y ha habido que recurrir a su saneamiento que aún no ha terminado. El pánico desatado ante la crisis financiera ha producido el hundimiento de las bolsas mundiales, y creado dificultades impensables de financiación y mermado la capacidad objetiva de los sujetos económicos para invertir y crear riqueza. La gente ha sido afectada por la sensación de pobreza, y objetivamente el valor económico de los patrimonios individuales de las personas en Occidente, es posible se haya reducido en torno a un tercio. En España, la riqueza de los españoles era calculada en 2006 por el banco de España en el 550 % del PIB y en la actualidad, la calcula en 350 % del PIB. Los gobiernos de los países occidentales, en especial los de los EEUU y el Reino Unido, y en otro orden de cosas los de la UE están poniendo en práctica gigantescos sistemas de saneamiento de sus sistemas financieros de estímulo inversor y fiscal, y de alternativas de financiación para conseguir que el sistema económico vuelva a funcionar. Estas intervenciones se han hecho más urgentes cuando la crisis financiera se ha convertido en recesión mundial.
En España, estamos afectados por la crisis económica internacional, aunque el sistema financiero español haya desarrollado virtudes y prácticas de responsabilidad, que hacen relativamente menor el daño existente.
Sin embargo, la burbuja inmobiliaria creada en los últimos 15 años, y que ha sido financiada por bancos y cajas de ahorros, hace que muchos, al haber sufrido este sector un parón absoluto, estén afectados de similar manera a otros países, como los EEUU, el Reino Unido, etc. La crisis, el miedo y el paro creciente hacen que se vayan perjudicando las garantías de los activos del sistema financiero y la capacidad de repago de los individuos. El resto de la economía está dañándose en profundidad por esta circunstancia, y amenaza con perjudicar gravemente al funcionamiento y a la salida de la crisis.
Tenemos una oportunidad para mejorar en esta crisis actuando sobre una administración pública antigua; una administración autonómica cara y redundante; y en cuyo debe hay que apuntar la progresiva ruptura de la Unidad de Mercado lo que nos hace menos competitivos, menos globales y mas inseguros para fomentar la confianza de los inversores en nuestro País. Una administración de justicia no adaptada a la modernidad y a la economía; una educación primaria asimétrica con el desarrollo de los menores; una educación universitaria dispuesta a mantenerse en el siglo XIX a pesar de las protestas de modernización; sobre intereses corporativistas, y volver a confiar en una clase política que no se atreve con las reformas estructurales que los Organismos Internacionales y el sentido común demanda. Somos una sociedad atenazada por el miedo, miedo al cambio, miedo al miedo, que hacen difícil para nosotros movernos en estas circunstancias que requieren valentía para decidir y generosidad para actuar.
La crisis en los medios de comunicación
En esta situación, el sector de medios de comunicación está sufriendo daños que le producen la propia crisis económica, y otros, como decía antes que derivan del cambio de paradigma.
La publicidad como resultado de la crisis ha descendido en todas partes, y posiblemente en España de modo mucho más acusado a como nunca existe noticia de que haya pasado, a no ser en situaciones de guerra. Las empresas, y en especial sus gestores, empezaron tomando la decisión que en principio es más fácil de poner en marcha, que es suprimir la inversión o gasto publicitario. Esta decisión por su facilidad de hacerse, constituía una respuesta automática, que por la magnitud y profundidad de la crisis ha quedado congelada. Todos los medios, la prensa escrita de carácter nacional, televisión, la radio, han visto reducida la cifra de inversión publicitaria. Incluso la prensa regional, que en anteriores crisis, sufrían de modo mucho más leve la crisis publicitaria en este caso se ha visto igualmente afectada. Internet, que al principio subía, aunque no presentase una proporción significativa de la cuota publicitaria al menos en España, también se ha visto moderadamente afectado o desacelerado en su crecimiento.
Los medios de nuestro Grupo, como el resto de la prensa escrita, han sido muy afectadas por el parón publicitario. Podemos pensar que la caída del sector inmobiliario, destacado anunciante en prensa escrita, y en especial en todas aquellas partes en dónde la burbuja inmobiliaria más ha crecido, ha afectado seriamente a los ingresos del sector. El sector del automóvil, otro de los grandes perjudicados por la crisis económica, y que constituía una de las fuentes sólidas de la publicidad, también constituye un grave coadyuvante a la disminución publicitaria en prensa escrita. El sector viajes con todo su trenzado de diferentes anunciantes, también nos ha afectado.
En radio, en televisión la situación no es muy diferente a lo que es en prensa
Y en este campo, me van a permitir, mi duda sobre la oportunidad en tiempos de crisis de disminuir la inversión publicitaria por parte de las empresas. Me dirán Vds. Que las empresas están aplicando el manual de crisis, pero creo que los manuales a veces se equivocan y este es uno de los casos, porque la ruptura de la comunicación entre la empresa y su público supone potenciar el retraimiento de la demanda, la pérdida de la reputación y el debilitamiento de la marca. La comunicación en tiempos de crisis ayuda a crear demanda, ayuda a crear confianza en el sistema, ayuda a inyectar impulso en la débil economía.
Espero que se entiendan mis palabras no como una defensa interesada de un renglón importante de nuestro negocio, sino una reflexión y una apuesta por encontrar formas de hacer frente a una situación económica crítica, desde la Sociedad, confiando en nuestras propias fuerzas y no sólo en las medidas del Estado salvador.
El nuevo paradigma de internet
Internet se ha constituido no sólo un fenómeno social, sino en paradigma emergente de la información. Sabemos que está transformando a los medios de comunicación, que afecta a la prensa escrita, a la televisión y que está creando diferentes sistemas de transmisión de información a través de blogs, comunidades etc. que constituyen un cambio radical.
Es un medio emergente que como todos los nuevos, repito paradigmas, convive y convivirá durante mucho tiempo con los medios tradicionales. Sabemos que el e-mail convive con el correo tradicional, e incluso podríamos decir que el correo organizado convive todavía con aquellos Pony Express que llevaban el correo en el lejano oeste. No otra cosa serían los mensajeros o los carteros de hoy en día en la fase final de la distribución física de correo. Pero lo que no podemos dudar que el modelo económico del Pony Express o los correos del Zar tuvo que transformarse profundamente para convertirse en el DHL etc. Internet ha sido sin duda el gran fenómeno de finales del siglo XX y principios del XXI y la red será sin duda la gran infraestructura del presente siglo y el mayor sistema de información nunca imaginado. Un poco más adelante les haré unas sugerencias.
La salida de la crisis
Esta crisis es complicada y posiblemente desde aquí, yo solamente les pueda adelantar algunas medidas imprescindibles para iniciar una nueva andadura.
-Evidentemente, la primera es sanear el sistema financiero en cada país. Para lo cual, no cabe duda que es necesario la afloración de todos activos llamados tóxicos, o de aquellos que se hayan perjudicado por la pérdida de valor o por la mora en el pago. Estos activos dañados deberán ser comprados por quienes puedan estar interesados en adquirirlos al precio que se pacte o que se atribuya o por los estados. Para paliar el desequilibrio patrimonial, que esa salida de activos produce, habrá que capitalizar las entidades. Creo que importa poco que durante un período temporal los gobiernos, a través de organismo pertinente, sean dueños de entidades financieras, siempre y cuando garanticen el cumplimiento de su función y que serán reintroducidos en el sistema privado para compensarse de la inversión y no caer en los daños emergentes de la propiedad pública o política a largo plazo.
-Restablecida la salud del sistema financiero, el mejor esfuerzo tiene que estar en asegurar la confianza, que ya se habrá mejorado con lo anterior.
-La tercera medida sería estimular la actividad económica con obras públicas en las que se facilite sinceramente el empleo, la competencia limpia y la contratación de nuevas empresas.
-La cuarta favorecer el comercio internacional, con nuevos reequilibrios, y luchar contra el proteccionismo.
-La quinta aprovechar la ocasión para reformar todas las estructuras, administraciones e instituciones que creadas en otros tiempos, tienden a perpetuar la ineficacia, la arbitrariedad y la corrupción.
-Y en sexto lugar es imprescindible recuperar los valores de la economía libre que no son ni la especulación, ni la corrupción, ni la ambición sin límites sino la inversión a largo plazo, la transparencia, el trabajo, y la creación de empresas reales.
Y en el plano público es preciso recuperar los valores cívicos de la solidaridad, el respeto a las Leyes, la transparencia, la asunción de las cargas del presente y no su transferencia a las generaciones futuras.
La salida de la crisis precisa medios técnicos y económicos pero también un nuevo estilo de vida, de una vieja y nueva moral colectiva, de una forma de gobernar desde los principios.
Un nuevo modelo para internet
Como les decía internet todavía es un fenómeno poco maduro que plantea grandes incógnitas en su desarrollo futuro y sobre las consecuencias que va a tener en todas las actividades económicas, y muy especialmente en los medios de comunicación escritos y audiovisuales así como en la evolución del sector de la Telecomunicaciones.
Desde el punto de vista económico el gran reto pendiente es cómo articular en torno a internet los modelos económicos y de negocio de las empresas. Y esta necesidad no esta movida por una simple ambición económica sino por la constatación de una realidad evidente: sin un modelo económico viable que justifique y fomente las inmensas inversiones que en infraestructuras y contenidos han de abordarse, el desarrollo de internet con calidad similar al de hoy será muy difícil en el futuro.
Hoy en día convive la prensa tradicional con toda la información distribuida en internet, pero tenemos que idear un modelo económico para internet que haga posible que comparta el coste de la calidad de producción de contenidos con la prensa escrita, o en su caso, con la televisión. Es seguro que la calidad de los contenidos que hoy producen nuestros colaboradores, nuestros periodistas y reporteros o los programas que hacen las televisiones, no se podrán producir si el precio que paga el consumidor es cero, como hasta el momento se está produciendo en internet.
El gran reto de internet a corto y medio plazo es, pues, encontrar este modelo de desarrollo económico que convierta a la red en una gran plataforma de desarrollo de servicios y de información a los ciudadanos y a las empresas, y que pongan en valor las extraordinarias potencialidades de un mundo global y conectado. Es este un reto difícil en el que en un mundo convergente tienen que participar de manera muy destacada todos los agentes: las empresas de información, las de contenidos audiovisuales, las operadoras de telecomunicaciones y las suministradoras de tecnología, aplicaciones, y los reguladores. Sólo el esfuerzo conjunto de todos estos sectores pueden alimentar el círculo virtuoso del desarrollo de internet y sus potencialidades, de acuerdo, seguro, al democrático sistema de los accesos, como medida de retribución.
Europa, que cuenta con empresas líderes de medios de comunicación y de telecomunicaciones, debería iniciar este movimiento precisamente ahora, e intentar un acuerdo general. A todos, los productores de contenidos, las empresas de telecomunicación, y los usuarios que voluntariamente accedan a la información, va a favorecer.
Vocento en cualquier caso, está en una situación especialmente favorable para consolidar una preeminencia en internet. Nuestras webs consolidadas colocan a Vocento en el primer puesto entre los grupos españoles de comunicación en internet.
Vocento
Les decía en principio que Vocento tiene razones para creer que se está enfrentando al futuro de manera relevante y eficaz, nos avalan datos recientes de EGM y OJD, que ponen de relieve que los periódicos del Grupo han crecido que tres cabeceras del Grupo han destacado en estos momentos de contracción de la demanda. ABC ha aumentado su número de lectores y lo que es más importante su influencia, y ha profundizado en el reencuentro con sus lectores y su calidad vuelve a la línea de su larga y fructífera historia. En estos momentos, sin embargo, estamos sufriendo episodios especialmente dolorosos, en razón de la reducción de empleo que nos vemos obligados a acometer, puesto que los costes no nos permiten, ni siquiera en el escenario de mejora, pensar en que el periódico sea viable si no acometemos tan difíciles decisiones. Que son especialmente dolorosas y graves para aquellos afectados y sus familias por mucho que se intenten paliar.
En los periódicos regionales también estamos intentando gestionarlos en el escenario de austeridad específica, en la mejora de sus contenidos, en la presencia en la sociedad en la que sirven de modo tan destacado a la sociedad española. Merece la pena repetir lo que el EGM de la semana anterior hablaba del crecimiento de nuestros lectores de los diferentes periódicos regionales y notoriamente además de ABC, el Correo y el Diario Vasco.
En radio; Punto Radio,... acomete su transformación, amplia su cobertura, y desea en el futuro inmediato incrementar el número de repetidores, que nos permitan una cobertura máxima y por lo tanto, llegar hasta nuestros oyentes a través de nuevas frecuencias.
En televisión, el acuerdo con Disney nos permite un escenario completamente diferente.
En revistas destaca el XL Semanal, revista que es con diferencia la de mayor difusión en España, así mismo destacar el gran papel de Mujer Hoy y Mujer Hoy Corazón.
De internet del que ya he hablado largamente, solamente destacar la labor del equipo que con escasos medios tan magníficos resultados obtiene.
Nuestras productoras y todo el resto de esta gran empresa son dignas de nuestro reconocimiento y agradecimiento en este día.
FUTURO
El Grupo Vocento tiene muy claro como encarar el futuro. Ser algo mas que una empresa exitosa. Ser una Institución, lo que significa políticas a largo plazo, negación de coyunturalismos oportunistas, rigor constante en la práctica informativa e independencia. Una Institución que sea referencia de la Sociedad y para la Sociedad, cuyas opiniones creen certezas, cuya información haga a nuestros lectores mas libres.
Una Institución que defienda el derecho de sus lectores a saber, que forme una comunidad de intereses con nuestros anunciantes, que estos encuentren en nuestro periódico no sólo páginas pagadas, sino apoyo a su problemática empresarial. Una Institución en la que participen los mejores profesionales y sea imán de atracción de los mas capacitados. Una Institución con capacidad para atraer a los nuevos lectores. Una Institución que no puede renunciar a la crítica, que la sociedad y nuestros lectores esperan de nosotros, y que seamos capaces de actuar como conciencia crítica del Poder.
Institución, comunidad de públicos y proyectos a largo plazo son nuestros objetivos, han sido nuestra historia y son nuestro presente.
Señoras y señores accionistas, he intentado a lo largo de mi ya larga exposición, explicitar nuestro diseño empresarial, para realizarlo, para llevarlo a feliz término, necesitamos su confianza y le pedimos su apoyo continuado a este proyecto ilusionante.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...