Actualizado Martes, 28-04-09 a las 13:05
Son pequeños pero matones. La NASA ha anunciado en la Conferencia Internacional sobre Defensa Planetaria que se celebra en Granada su intención de desarrollar nuevas tecnologías capaces de detectar asteroides más pequeños que orbitan cerca de la Tierra y que pueden impactar contra ella.

Hasta el momento, los científicos de la agencia norteamericana se han dedicado a rastrear los NEOs (siglas en inglés de Objetos Cercanos a la Tierra) con un diámetro mayor a un kilómetro, de los que están localizados alrededor de 1.200. Ahora, buscan financiación para ampliar sus programas y detectar aquellas rocas del espacio de hasta 140 metros de diámetro. Son menos peligrosos, pero muchísimo más numerosos. «Su número puede ascender a 12.000», calcula Juan Luis Cano, de la empresa Deimos Space, uno de los organizadores españoles del congreso.

El interés de la NASA por estos asteroides radica en que «aún siendo tan pequeños, pueden ser muy destructivos». En concreto, uno de estos artefactos «puede llegar a destruir una ciudad del tamaño de Nueva York».

Enviar a:

¿qué es esto?