Miguel Durán presentó ayer su candidatura como número uno de la lista de la coalición Libertas-Ciudadanos para las elecciones europeas
Miguel Durán: «No voy a ir a Bruselas a dar palos de ciego»
«Espero que los ciudadanos tengan buena vista y me voten, porque no voy a ir a Bruselas a dar palos de ciego, sino a levantar la voz para exigir cambios y a acabar con el exceso de burocracia», señaló un Miguel Durán juguetón con las palabras durante su presentación como número uno para las elecciones europeas de la coalición Libertas-Ciudadanos, Partido Socialdemócrata (PSD) y otras formaciones regionales y locales. En esta línea se mostró ilusionado por «llegar a ser el primer invidente eurodiputado de la historia para trabajar por los discapacitados».
Abrió el «show» con un alegato para justificar su presencia en Libertas, una plataforma nacida en Irlanda, país en el que lideró el No al Tratado de Lisboa. Para Durán sucede que «precisamente el Tratado de Lisboa no es lo que Europa se merece» y aseguró que ni su coalición, ni él son «euroescépticos».
«Muy al contrario, me gustaría -aseguró- que mi hijo viviese dentro de unos años en los Estados Unidos de Europa». Al respecto, rechazó que «sean los demás los que nos hagan el traje, por cierto, el que llevo lo he comprado yo mismo en El Corte Inglés, o nos pongan etiquetas».
Confirmó que «no me han elegido como número uno por mi físico, aunque creo, por lo que me dicen, que soy un cincuentón resultón». Y anunció que su número dos será José Manuel Villegas, miembro de Ciudadanos, y que el tres lo elegirá el PSD.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...