Actualizado Jueves, 16-04-09 a las 17:57
Estaba previsto que se conviertiera en la gran esperanza de la temporada. Cuatro siglas que se han convertido en un gran fiasco de la temporada: el Sistema de Recuperación de Energía Cinética o como se conoce en el mundillo, el KERS.

Tenía potencial para lograr una mejora en los tiempos por vuelta. Pero ha sido tirar el dinero. Los pasos dados por los equipos se han frenado en seco con la resolución de la FIA sobre los polémicos difusores de Brawn GP, Toyota y Williams, que se han convertido, después de todo, en la solución.

Y es que el desembolso económico para el desarrollo del KERS, cuyo uso no es obligatorio, ha sido muy alto y ahora las grandes escuderías lo están pagando caro.

Ahora, Ferrari, tras un desastroso comienzo, ha decidido prescindir de este sistema durante el Gran Premio de China por primera vez en lo que va de temporada, lo que puede derivar en un efecto dominó por parte del resto de equipos. Además, confían en tener un doble difusor a punto ya para Barcelona.
Según explicó el director deportivo de Ferrari, Stefano Domenicali, la razón se encuentra en la falta de fiabilidad. "Primero, debemos entender lo que pasa. No podemos asumir más tiempo el riesgo de rodar con el sistema".

A Renault, que fue la primera escudería en anunciar la utilización del KERS, y a McLaren la aprobación de los difusores les han cogido con una ventaja. Mientras se desvelaba el culebrón, ya habían empezado a trabajar en una solución. De hecho, según la cadena BBC, introducirán sus primeras modificaciones y dispondrán de un doble difusor para China que, aunque se encuentra todavía en estado embrionario, les pueda permitir estar arriba.

Sin embargo, no todo ha sido un error. Y la prueba de fuego estuvo en Malasia. Fernando Alonso, que había dicho tras el Gran Premio de Australia que el KERS no valía mucho la pena, fue la razón de su impresionante salida. Pese a todo, sus resultados distan mucho de lo que se esperaba de esta tecnología.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es