Actualizado Martes, 07-04-09 a las 22:54
Uno a uno, los nuevos ministros han desfilado en el Palacio de La Zarzuela ante el Rey para prometer su cargo esta tarde en un breve acto que contó con la asisetncia del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.
De hecho, todos las caras renovadas en este Gobierno, Manuel Chaves, José Blanco, Ángel Gabilondo, Ángeles González Sinde, Trinidad Jiménez y la reubicada Elena Salgado eligieron prometer su cargo en lugar de la fórmula de la jura.
Los ministros esperaron en fila la entrada del Rey y la Reina. Al entrar, ambos saludaron a Zapatero y dio comienzo el tradicional acto, durante el cual los nuevos integrantes del Ejecutivo leyeron el texto por el que prometen lealtad a la Constitución y mantener en secreto las deliberaciones del Consejo de Ministros.
Primero prometió Salgado. Después pasaron Blanco, Gabilondo, González Sinde y Jiménez. Una vez hubieron terminado de prometer sus cargos, el monarca se les acercó y les saludó. El ministro de Justicia, Fernando Caamaño, asistió en calidad de notario mayor del Reino.
En los saludos finales, el más destacado fue el efusivo abrazo que se dieron Zapatero y Blanco. Además, charlaron unos con otros y el Rey hizo un corrillo con los ministros, mientras doña Sofía departía con las ministras.
Remodelación anunciadaA las 13.15 horas ha comparecido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero en el Palacio de la Moncloa para dar cuenta de la remodelación de su equipo ministerial, que hasta el momento constaba de dos vicepresidencias y quince ministerios. Zapatero ha ultimado estos cambios por la mañana antes de comunicárselos al Jefe de Estado en el Palazio de La Zarzuela. Zapatero ha justificado esta remodelación por la necesidad de implementar un «cambio de ritmo» ante el actual contexto político y la difícil situación económica y ha definido su nuevo gabinete como «un equipo fuerte, activo y con gran peso político».

Se trata de la séptima remodelación que Zapatero realiza en su círculo de gobierno desde 2004, a un día de que se cumpla un año desde su discurso de investidura para estrenar la presente legislatura, la segunda bajo su batuta.
El jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que con los cambios anunciados se podrán afrontar los retos del futuro «con un nuevo impulso y más fortaleza», y ha reiterado la prioridad del Gobierno de luchar contra la crisis económica.
En su nuevo equipo de gobierno, que ha estructurado en tres grandes áreas -económica, productiva y social-, Zapatero ha postulado la lucha contra la crisis como estandarte generalizado, por lo que ha invocado la reducción de ministerios que supongan un menor presupuesto como principal razón para este cambio, un año después de ganar las elecciones y anunciar su gobierno paritario como gran conquista. Sin embargo, los ministerios se mantendrán: serán nueve ministras y ocho ministros, además del presidente del Gobierno, los que compongan el nuevo gabinete. Zapatero ha decidido mantener el grueso de la estructura del Gobierno, con 17 departamentos, aunque algunas competencias cambian de área, como la Políca Social que pasa a ser gestionada desde Sanidad. También el Ministerio de Educación sale reforzado con la incorporación de las competencias de Universidades que hasta ahora formaban parte del Ministerio de Ciencia e Innovación, cuya titular seguirá siendo Cristina Garmendia. También se mantendrán los nombres de Bibiana Aído, con Igualdad, Beatriz Corredor, en Vivienda, la vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, Carme Chacón, de Defensa, Miguel Ángel Moratinos, en la cartera de Asuntos Exteriores, Celestino Corbacho, al frente de Trabajo e Inmigración, Elena Espinosa, como ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Alfredo Pérez Rubalcaba, como responsable de Interior y Francisco Caamaño, recién desembarcado en el Ministerio de Justicia, además de Elena Salgado, que sólo cambia de cartera, para dejar el Ministerio de Administraciones Públicas y encargarse del desafío de España para encarar la crisis.

Nuevas carasEl presidente de la Conferencia de Rectores, Ángel Gabilondo, será el nuevo ministro de Educación y Cultura y asumirá las competencias de Universidades, mientras que la hasta ahora secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, será la nueva ministra de Sanidad y Políticas Sociales. La explicación que ha dado el presidente del Gobierno para confiar en Gabilondo es que «la educación es una de las prioridades del Gobierno y una variable fundamental de la competitividad y del futuro posicionamiento de España en el futuro», ha aseverado, para añadir que pasa por el proceso de coordinación y de adaptación de los estudios universitarios a nivel europo, por lo que la política universitaria vuelve a formar parte del departamento de Educación.

En la composición del Gobierno, como ya se había difundido, Elena Salgado será vicepresidenta segunda y minista de Economía y Hacienda, Manuel Chaves ocupará la vicepresidencia tercera y ministra de Cooperación Tertirorial y José Blanco será ministro de Fomento. Las sorpresas del día han recaído en tres nombres: Ángel Gabilondo, titular de Educación, Ángeles González-Sinde, hasta ahora presidenta de la Academia de Cine, será la nueva ministra de Cultura y Trinidad Jiménez relevará a Bernat Soria como propietaria de la cartera de Sanidad, que agrupará a demás todas las políticas sociales además. Como último cambio, el Consejo Superior de Deportes (CSD) dependerá «directamente» del presidente del Gobierno, ha indicado sorpresivamente Zapatero, después de que en las últimas dos legislaturas haya estado adscrito al Ministerio de Educación, con un nuevo titular.
Agradecimiento a SolbesLa remodelación supone la salida inmediata de las ministras Magdalena Álvarez y Mercedes Cabrera y los ministros Pedro Solbes, César Antonio Molina y Bernat Soria, este último que podría regresar al mundo de la investigación. Hacia Pedro Solbes ha tenido palabras de «especial gratitud» por su complejo trabajo al frente del departamento de Economía, por su «ejemplar entrega, dedicación y tenacidad» durante su vida pública en los últimos cuarenta años.

Zapatero destacó, en la rueda de prensa para dar a conocer su nuevo Gobierno, que de Solbes todos han aprendido «lo que es la tenacidad, dedicación e inteligencia en defensa de los intereses generales», y resaltó que ha hecho de toda su vida «una vida de entrega al servicio público de forma ejemplar». El jefe del Ejecutivo indicó que con Solbes la economía española ha conocido «sus momentos más brillantes» en los últimos 30 años, y destacó de él que «ha sabido combinar el rigor de una política de control del gasto y del déficit público con un compromiso con los objetivos sociales del Gobierno». «Lo ha hecho en los momentos de expansión y también en estos últimos de dificultades serias y reales», ha subrayado Zapatero.
Zapatero ha reivindicado a González Sinde «como creadora y persona», respetada por todo el mundo del cine en la actualidad, salvando así las muchas polémicas que han sembrado la carrera del coruñés en su breve singladura como titular de Cultura. También ha destacado la vocación política de Trinidad Jiménez para asumir todo lo concerniente a la Ley de Dependencia, junto a la responsabilidad de Sanidad, ha subrayado el jefe del Ejecutivo socialista.

El presidente ha definido a Ángel Gabilondo como un profesor «del máximo prestigio, que cuenta con el reconocimiento de la comunidad universitaria y que ha acreditado su capacidad de acreditación y de organización en este ámbito».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...