Martes, 07-04-09
PILAR FUSTES
LA CORUÑA. Eran sobre las doce y media de la madrugada del pasado domingo, cuando un operativo de la Guardia Civil de Corcubión observó la presencia sospechosa de un camión en los accesos de la playa de Arnela (Muxía). Al acercarse a la zona, los agentes sorprendieron a un grupo de hombres que trasladaban los fardos de droga al interior del vehículo.
Según explicó ayer el portavoz de la Guardia Civil en La Coruña, Javier Seoane, en el momento de la incautación, el camión se encontraba con las puertas abiertas y contenía «la inmensa mayoría» de los 3.800 kilos de hachís decomisados, mientras que algunos de los bultos todavía se hallaban «alrededor» del furgón. Tras pedir ayuda a otras patrullas de la zona, el cuerpo de seguridad acordonó la zona efectuando, en ese mismo momento, la detención de dos de las personas presuntamente vinculadas con el alijo. El resto de los sospechosos lograban escapar por el monte.
El Instituto Armado puso en marcha un «amplio dispositivo», con la colaboración de la Policía Local de Muxía, que contó con medios terrestres, marítimos y aéreos y que tuvo como consecuencia el arresto de otros dos sospechosos en la madrugada del domingo. Tres más fueron detenidos ayer por la mañana, a plena luz del día, sumando un total de nueve acusados en una operación que, según informaciones de la Guardia Civil, todavía continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.
Javier Seoane subrayó que dicha operación «marca un punto de inflexión» en la forma de actuar en los narcotraficantes. Se trata de la primera vez que los agentes incautan un alijo en el que la distribución y la descarga corresponde íntegramente a clanes de nacionalidad extranjera y ajenos a los grupos asentados en Galicia. No obstante, el portavoz de la Guardia Civil no descartó una posible vinculación entre esta intervención y los 3.500 kilos de cocaína incautados en enero en la misma playa y en la que fueron arrestados miembros del clan de los «Lulús». Los nueve detenidos tienen edades comprendidas entre los 30 y los 45 años y son de nacionalidad marroquí aunque algunos de ellos residen en otras comunidades autónomas de España y otros en el país africano.
A mayores de los 3.800 kilos de hachís, la Guardia Civil procedió a la incautación de dos lanchas neumáticas, desde las que se trasladaba la droga. Este hecho podría indicar la existencia de una embarcación nodriza, dado que «no parece posible que en las zodiac se pueda traer droga desde Marruecos», según apuntó Seoane. En el marco de la investigación, la Benemérita confiscó dos camiones tipo furgón. La Guardia Civil apuntó que uno de ellos fue alquilado mientras que un todoterreno de la marca Toyota, con matricula alemana, podría ser robado. Todos los detenidos se encuentran en la Comandancia de la Guardia Civil de La Coruña a la espera de pasar a disposición judicial.
En el 2009 las rías gallegas se han vuelto a convertir en la puerta de entrada de grandes cantidades de droga. El pasado mes de enero, los cuerpos de seguridad confiscaron cuatro toneladas de cocaína en la propia playa de Arnela, en el municipio de Muxía. En febrero, la embarcación «Doña Fortuna», de 16 metros de eslora y con pabellón venezolano, fue abordada por el buque patrullero «Centinela», a unas 800 millas náuticas de las islas Canarias. La denominada operación «Jirito» se saldaba con el decomiso de 5.000 kilos de cocaína y la detención de los cinco tripulantes.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...