La Soberana correspondió al presidente con una foto enmarcada de ella y su esposo. «La Reina ocupa un lugar muy especial en la imaginación del pueblo estadounidense», dijo Obama
Obama regala un iPod a Isabel II
Barack Obama estuvo ayer todo el día «ansioso» por acudir a la cita de última hora de la tarde con Isabel II en el Palacio de Buckingham, según reconoció nada más comenzar el día. «La Reina ocupa un lugar muy especial en la imaginación del pueblo estadounidense», explicó.
Tan especial, que el regalo que le llevó era algo más elaborado que el que le hizo a Gordon Brown cuando éste visitó Washington (unas simples películas en vídeo), aunque igualmente tenía que ver con soportes audiovisuales. Debe ser una flaqueza del presidente.
Fotos del viaje de 2007
Obama llevó a Isabel II un iPod que contenía imágenes del viaje que la reina hizo a EE.UU. en mayo de 2007. Por su parte, la jefe de Estado británica entregó a los Obama una foto enmarcada de ella y su marido, el Duque de Edimburgo, que es el regalo tradicional que suele hacer a los mandatarios que le visitan.
Michelle y Barack Obama empezaron el día en Downing Street. Allí, entre discusiones sobre el G-20, el presidente tuvo tiempo para «tratar» sobre dinosaurios con los dos hijos del «premier» británico. En el desayuno con los Brown, Obama encontró rápidamente un tema con el que conversar con John Macaulay y James Fraser, de cinco y tres años, respectivamente, que llevan un tiempo apasionados con los dinosaurios.
Cena paralela
A partir de ahí, la señora Obama se sumó al plan de Sarah Brown, que la llevó de paseo junto con otras esposas de mandatarios. Todos los matrimonios acudieron juntos a la recepción del Palacio de Buckingham, pero mientras los jefes de Estado y de Gobierno cenaban en Downing Street, presididos por el señor Brown, la señora Brown dirigía una cena paralela en el mismo edificio para las consortes. Al ágape fueron invitadas la escritora de Harry Potter, J. K. Rowling, y la modelo Naomi Campbell.
La cena de los mandatarios fue preparada por el cocinero inglés Jamie Oliver, que preparó salmón escocés, cordero con patatas reales de Jersey y tartaleta.
José Luis Rodríguez Zapatero tomó ese menú con el presidente de Suráfrica a su izquierda y el primer ministro australiano a su derecha; enfrente tuvo al primer ministro turco, Tayyip Erdogan, con el que se supone que habló de la Alianza de Civilizaciones.
Obama no le quedaba cerca a Zapatero en esa gran mesa rectangular. El presidente estadounidense estuvo sentado entre la canciller alemana y el primer ministro de Corea.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...