Cientos de miles de personas rechazan la ley del aborto que prepara el Gobierno
VÍDEO: Guillermo D. Olmo
Pujalte: «Rajoy ve con buenos ojos la manifestación»
Apenas ha habido representación política en la manifestación de esta mañana en Madrid. La dirección del Partido Popular decidió finalmente no sumarse a la convocatoria, lo que ha rebajado el respaldo político a la concentración. Sin embargo, sí ha habido dirigentes del PP que han querido respaldar a título individual la marcha. En total, entre diputados y senadores, han sido dieciséis los políticos del PP que han acudido.
El más destacado de ellos ha sido el diputado Vicente Martínez Pujalte, que ha dicho estar en la manifestación "a título personal". No obstante, Pujalte ha señalado que "Rajoy me ha comunicado personalmente que ve con buenos ojos la manifestación". Pujalte no se ha ahorrado críticas a los planes del Gobierno de implantar una ley de plazos para el aborto. "El proyecto del Gobierno atenta contra la vida y desde luego no es el mejor posible", ha señalado en la cabecera de la manifestación.
También se ha referido a la ausencia del PP en la marcha Ignacio Arsuaga, presidente del colectivo convocante Hazte Oir, quien ha dicho que "sabemos que hay gente del PP, que hay gente del PSOE; esto no es una manifetsación política, es una manifestación ciudadana".
Actualizado Lunes, 30-03-09 a las 10:48
Hacía frío esta mañana en Madrid, pero esto no ha disuadido a las decenas de miles de personas, medio millón, según los convocantes, que se han echado a la calle para dejar clara su oposición a la ley de plazos del aborto que prepara el Ministerio de Igualdad que dirige Bibiana Aído. Convocados por más de un centenar de colectivos, una multitud de ciudadanos ha tomado el centro de Madrid bajo el lema "No existe el derecho a matar, existe el derecho a vivir".
Pero no ha sido sólo en Madrid donde ha podido escucharse el alegato antiabortista. Aunque la de la capital ha sido la más concurrida, en otras ochenta ciudades españolas se ha podido escuchar alto y claro el no a los planes de Aído, cuyo Ministerio trabaja en la preparación de una ley de plazos del aborto que sustituya a la actual, en vigor desde 1985 y que amplía los supuestos en los que las mujeres podrán abortar. Uno de los puntos más conflictivos de la norma que prepara el Gobierno es el que faculta a las menores de edad mayores de dieciséis años a abortar su embarazo sin consentimiento de sus padres.
En la marcha madrileña, que ha discurrido de la calle de Alcalá hasta la plaza de Cánovas del Castillo, junto al Congreso de los Diputados, se han escuchado lemas como "Vida sí, aborto no" o "Zapatero, tu madre dijo sí". También ha podido verse a un grupo de jóvenes que desfilaba tras una pancarta con el mensaje "Aído, deja a las niñas de 16 años en paz".

La manifestación ha discurrido en un tono festivo, que ha alcanzado su clímax en el escenario en el que ha concluido el trayecto de la manifestación. Allí, la música en directo y los discursos de encendidos intervinientes han exaltado los ánimos de la concurrencia, concurrencia de lo más variopinta. Familias enteras han acudido a respaldar la convocatoria. Ha podido verse a niños, jóvenes y mayores. Muchos de los asistentes han acudido envueltos en banderas de España. La inmensa mayoría han exhibido carteles contra el aborto y en defensa del derecho a la vida.
Sin embargo, el tono festivo que ha presidido la marcha no ha rebajado el tono combativo de los manifestantes. Ignacio Arsuaga, presidente del colectivo Hazte Oír, ha exigido al presidente Zapatero que retire su proyecto: "Esto es sólo el principio. Vamos a parar el rodillo pro muerte del Gobierno", ha advertido. Previamente, en declaraciones a ABC.es, Arsuaga ha explicado que los convocantes de la protesta no sólo están en contra de la futura Ley del Aborto, sino que también aspiran a la derogación de la que ya está en vigor.
La manifestación se ha disuelto tras un acto presentado por "el Charlas", reportero de Intereconomía TV, y la lectura de un comunicado en el que se ha exigido al Gobierno que desista de sus intenciones y se ha reclamado como alternativa a los planes de Aído "un verdadero plan de apoyo a las mujeres embarazadas para que puedan dar a luz a sus hijos y en última instancia si fuera necesario, entregarlos en adopción".

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...