100 maratones en 100 días
Actualizado Jueves, 26-03-09 a las 16:19
Hay retos que sobrepasan la imaginación. Quizá éste sea uno de ellos. Ricardo Abad, tras correr treinta maratones en treinta días en agosto del año pasado, se levantó un día y se propuso superar su récord.
Residente en la localidad navarra de Tafalla, se planteó, a sus 38 años, encadenar carreras de maratón durante, nada más y nada menos, que cien días. Toda una locura. "El año pasado vi que acabé bastante bien y me planteé el objetivo", señala Abad a ABC.es.
La prueba comenzó el pasado 1 de enero. Mientras la mayoría de personas descansaba tras una ajetreada Nochevieja, él hacía historia. Todos los días, sin excepción, realiza una prueba de maratón (42 kilómetros). Aunque cada día es distinto, su media oscila en torno a las 3 horas y 40 minutos, un tiempo acorde a sus propósitos, ya que la idea era "bajar de cuatro horas".
Por supuesto, ha tenido en su cabea un predente: Dean Karnazes, corredor norteamericano que culminó un total de 50 maratones. Un auténtico "superhombre", decían. Pero ese reto quedó obsoleto el año pasado cuando el italiano Enzo Caporaso corrió 51. Más recientemente, el japonés Akinori Kusuda superó la marca hasta situarla en 52, "algo que demuestra lo difícil que es superar la barrera de los 50", dice entre lamentaciones dado el escaso eco en la prensa española de su desafío.
Más difícil todavíaPero su hazaña se engrandece aún más al saber que lleva -en el momento de la redacción de este reportaje- 83 maratones completados. Para acreditar diariamente el reto, Abad lleva ajustado un pulsómetro adaptado a un GPS. Así hay "constancia". Además, para dejar patente su huella cuenta su experiencia en su blog personal, como si de un diario de batallas se tratase.
Aunque aparentemente sea una prueba con gran dificultad, Abad, modesto, asegura que es "cómodo" y que no lleva ninguna alimentación específica. "No hago nada fuera de lo normal. No me privo de nada, llevo una dieta equilibrada, comiendo un poco de todo", matiza.
Su vida diaria supone, según turnos, ya que trabaja en una fundición, levantarse a las 5 de la mañana para ir a trabajar. Tras llegar a casa y casi sin haber hecho la digestión, comienza a desgastar zapatillas. Y es que la vida útil de su herramienta diaria tiene una vida media de 20 maratones. Este año superará con creces ese número.
Casi siempre solo. Aunque hay excepciones. Por ejemplo, los sábados y domingos cuando "suelen venir a acompañarme amigos los primeros 20 kilómetros". Eso sí, de los 4.200 kilómetros previstos, el 80% los ha realizado en compañía de su sombra. Todo un mérito.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es