Actualizado Martes, 17-03-09 a las 23:09
El Papa Benedicto XVI ha llegado a Yaundé, donde inicia su primer viaje al continente africano para entregar a las conferencias episcopales el "Instrumentum laboris" o documento de preparación del II Sínodo de África, que se celebrará en octubre de 2009 en el Vaticano.
El avión que trasladó al Pontífice desde Roma, un Boeing 777 de Alitalia, aterrizó en el aeropuerto Nsimalen, de la capital camerunesa, a las 15.40. En la pista, esperaban a Benedicto XVI el presidente de Camerún, Paul Biya, acompañado de su esposa, el arzobispo de Yaundé y presidente de la Conferencia Episcopal de Camerún, Simon Victor Tonye Bakot, y el cardenal Christian Wiygha Tumi.
Además de las autoridades locales, esperaban al Papa en Yaundé un gran número de religiosos y religiosas y fieles católicos, que entonaban canciones y agitaban banderas de Camerún y del Vaticano.
Tras saludar al Primer Ministro, al Presidente de la Asamblea Nacional y a otras autoridades políticas y religiosas, el Papa y Biya escucharon los himnos del Vaticano y Camerún y recibieron honores militares. Benedicto XVI pronunció su primer discurso, de los 16 previstos durante su estancia en Camerún y Angola, el país de lengua portuguesa que será la segunda etapa del viaje. En su discurso de hoy, Benedicto XVI denunció que África sufre "de manera desproporcionada hambre pobreza y enfermedades".
"En un continente que en el pasado vio a sus habitantes cruelmente raptados y llevados al otro lado del océano a trabajar como esclavos, actualmente el tráfico de seres humanos, sobre todo mujeres y niños, se ha convertido en una nueva forma de esclavitud", agregó. El pontífice aseguró que los africanos piden "reconciliación justicia y paz" y eso, dijo "es lo que la Iglesia les ofrece".

Tres noesRotundamente, Benedicto XVI pronunció tres noes: No a cualquier forma de opresión económica y política, no a la imposición de modelos culturales que ignoren el derecho a la vida de los aún no nacidos (no al aborto) y no a las rivalidades interétnicas e interreligiosas.
El pontífice llega a África, según afirmó, como "un pastor", a confirmar a sus hermanos y hermanas de fe, y agregó: "Ante el dolor y la violencia, la pobreza o el hambre, la corrupción o el abuso de poder, los cristianos no pueden permanecer en silencio". Desde el aeropuerto, el Papa se dirigió a la Nunciatura (embajada del Vaticano), donde se alojará hasta el 20 de marzo, cuando abandonará Camerún. Mañana, volverá a reunirse con Biya y pronunciará un discurso antes los obispos, sacerdotes, religiosas, religiosos, diáconos, movimientos eclesiales y representantes de otras religiones.
Según dijo recientemente, el Papa pretende "abrazar idealmente a todo el continente africano, sus miles de diferencias y su profunda alma religiosa, sus antiguas culturas y su fatigoso camino de desarrollo y de reconciliación, sus graves problemas, sus dolorosas heridas y su enorme potencialidad y esperanza".
El Papa Ratzinger, de 81 años, también ha mostrado preocupación por las víctimas de "todas las formas de violencia que por desgracia siguen golpeando a los adultos y niños, así como a los misioneros, los sacerdotes, religiosos y religiosas y voluntarios" en África.
El tercer Papa en ÁfricaBenedicto XVI es el tercer Papa que viaja a África, tras Pablo VI y Juan Pablo II. Pablo VI visitó Uganda en 1969, pero el Pontífice que más veces pisó suelo africano fue Juan Pablo II, que la visitó en trece ocasiones. En 1980 visitó Zaire, Congo, Kenia, Ghana, Burkina Faso y Costa de Marfil; en 1982 Nigeria, Benin, Gabón y Guinea Ecuatorial y en 1985 Togo, Costa de Marfil, Camerún, República Centroafricana, Zaire, Kenia y Marruecos.
En 1988 el Papa Wojtyla visitó Zimbabue, Botsuana, escala técnica en Johannesburgo (Sudáfrica), Lesoto, Suazilandia y Mozambique; en 1989 Madagascar, La Reunión, Zambia y Malawi; en 1990 Cabo Verde, Guinea-Bissau, Malí, Burkina Faso y Chad.
En otro viaje en 1990 visitó Tanzania, Burundi, Ruanda y Costa del Marfil; en 1992 Senegal, Gambia y Guinea Conakry, en otro de 1992 Angola y el archipiélago de Santo Tomé y Príncipe; en 1993 Benin, Uganda y Sudán; en 1995 Camerún, Kenia y Sudáfrica; en 1996 Túnez y en 1999 Nigeria. Mientras que Camerún acoge por tercera vez a un Pontífice, será la segunda que vez que un Papa pise tierra angoleña.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...