Actualizado Viernes, 13-03-09 a las 18:18
En los últimos años por la órbita del Real Madrid han girado numerosas estrellas del fútbol que, por unas razones u otras, no han podido recalar en las filas madridistas. Por falta de acuerdo entre ambas partes o por adelantar el fichaje y darlo por cerrado sin haber firmado ningún documento posiblemente han llevado al traste estas operaciones.
En la memoria, los objetivos de siempre. Nombres como Kaká, Cristiano Ronaldo o Benzemá son los más actuales y recientes pero, antes que ellos, ya sonaron otros grandes cracks que se alejaron de la 'casa blanca' por la falta de habilidad de los presidentes madridistas que estuvieron en el cargo en su momento.
Aunque ha sido la línea atacante la que más rumores ha creado, el dibujo del Real Madrid podría haberse formado por los mejores jugadores del mundo. Un equipo para soñar. ¿Qué hubiera sucedido si llegan a fraguar y a llegar a buen puerto estos fichajes?
De todos los futbolistas de renombre se podría formar un once capaz de ganar todos los títulos habidos y por haber. Gianluigi Buffon era un "sueño" para Florentino Pérez, que bien podría haber hecho competencia a Íker Casillas, salvador de las grandes debacles madridistas. En 2005, el Real Madrid puso sobre la mesa 35 millones de euros para hacerse con los servicios del portero italiano pero no pudo ser.
En la defensaOtro italiano, Paolo Maldini, hubiera sido una gran apuesta y a la vez solución para el equipo, eso si alguien hubiera sido capaz de convencer al lateral italiano para que abandonara el club de sus amores. Con él, la defensa blanca quizá no hubiera hecho aguas como lo hace en las grandes y más importantes noches europeas.
Y es que la zaga madridista hubiera podido completarse también con Christian Ziege, portentoso defensa alemán, o con Cafú, mítico brasileño adorado por el ex técnico Benito Floro, que tuvo que conformarse con Vitor, un lateral tirando a mediocre que duró más bien poco. Más recientemente, el F.C. Barcelona aprovechó la incertidumbre del Real Madrid para fichar a Gabriel Milito. Unos supuestos problemas físicos en su rodilla derecha fue la principal razón que alegaron. Y no pudo hacerse realidad.
En el centroAl igual que Diego Ribas da Cunha, del Werder Bremen. El entrenador Bernd Schuster le quería para reforzar el dentro del campo. Otro nombre para la ocasión: Francesco Totti, de la Roma y especialista en el lanzamiento a balón parado, también pudo corretear por el césped del Santiago Bernabéu. Ahora, Xabi Alonso, vuelve a ser una de las apuestas de Florentino Pérez, el adalid del gasto económico en contratación de cracks, ya había sonado como posible fichaje, y hubiera formado pareja con otro español, Cesc Fàbregas, actualmente en el Arsenal. Y, una vez más, tampoco fue posible.
Con Cristiano Ronaldo, Kaká o Benzemá se cierra uno de los capítulos más inciertos de la política de fichajes del Real Madrid. Por supuesto, a gusto del consumidor, hubo muchos más, como Drogba, Ribéry, Villa, Cazorla, Joaquín, Dani Alves o Pirlo, que fue imposible verlos vestidos con la camiseta blanca cuando sonaban campanas de boda.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Mundial Sudáfrica 2010
Facebook ABC.es