Éste hombre es el presunto asesino de Isaías Carrasco e Ignacio Uría./ Atlas
Actualizado Martes, 10-03-09 a las 21:31
El presunto etarra Beñat Aguinagalde Garmendia ha sido identificado por la Ertzaintza como el supuesto autor material de los asesinatos del ex concejal socialista Isaías Carrasco y el empresario Ignacio Uría, según han informado fuentes de la investigación.
Aguinagalde, que se encuentra huido desde el pasado mes de febrero, formaba parte, presuntamente, de un comando 'legal' de ETA responsable de un total de 14 atentados perpetrados en Guipúzcoa desde el fin de la tregua. El comando en cuestión estaba formado por tres miembros 'legales' que han sido identificados como Manex Castro Zabaleta, detenido y encarcelado, Beñat Aguinagalde y Ugaitz Errazkin Tellería, que se dieron a la fuga el pasado mes de febrero.
Estos datos se han conocido a raíz de la investigación antiterrorista desarrollada por la Policía autónoma vasca tras el atentado trampa fallido del 16 de enero en el monte Santa Bárbara y que se ha saldado con la captura de un presunto miembro del comando y dos supuestos colaboradores.
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha ordenado a primera hora de esta tarde el ingreso en prisión del último detenido en la operación, Iraitz Santa Cruz Uralde, acusado de haber prestado el vehículo utilizado por el comando etarra para llevar a cabo el asesinato de Isaías Carrasco el 3 de diciembre del pasado año y para atentar contra el palacio de justicia de Tolosa.
A las órdenes del 'liberado' Garitagoitia
Según las fuentes consultadas, la célula terrorista había comenzado a funcionar a principios del pasado año y operaba a las órdenes del presunto miembro 'liberado' de ETA Iurgi Garitagoitia Salegi. Éste abandonó su domicilio y se dio a la fuga a principios de enero de 2008 sin que se conozcan las causas por las que pasó a la clandestinidad ya que en ese momento no estaba incurso en ninguna investigación policial. En medios de la lucha antiterrorista se cree que el etarra no llegó a pasar a Francia, sino que se 'liberó' y se instaló en Guipúzcoa.
Tras la llegada del 'liberado', el comando etarra se constituyó con tres miembros 'legales' que carecían de antecedentes policiales: Manex Castro Zabaleta, vecino de Villabona, primo del que fuera uno de los principales dirigentes de ETA José Javier Zabaleta, 'Baldo'; Beñat Aguinagalde, licenciado en medicina, de 24 años, que ya había aprobado el examen del MIR, y Ugaitz Errazkin Tellería, estos dos últimos vecinos de la localidad de Hernani.
Además, la célula contaba con la colaboración ocasional de varias personas que prestaban vehículos o realizaban otras tareas complementarias. Dos de esos presuntos colaboradores han sido detenidos por la policía autónoma, se trata de Mikel Garmendia, que está acusado de prestar el automóvil utilizado por los etarras para colocar una bomba en la Casa del Pueblo de Lazkao, y de Iraitz Santa Cruz. Ambos se encuentran en prisión. También ha sido identificada un mujer que también colaboró con el grupo, pero que se ha dado a la fuga.
El grupo tenía a su disposición un piso ubicado en Hernani, propiedad de la familia de Manex Castro, que estaba desocupado y que por ello era utilizado por los etarras como lugar en el que preparaban los artefactos que luego colocaban en diversos objetivos. El estreno del comando etarra se produjo el 7 de febrero de 2008 con la colocación de una bomba en el Palacio de Justicia de Bergara que causó importantes daños materiales. Apenas un mes más tarde, el 7 de marzo, cometían su segunda acción terrorista: el asesinato a tiros del ex concejal de Mondragón Isaías Carrasco. Según fuentes de la investigación, el autor material de los disparos fue Beñat Aguinagalde, al que se acusa también de ser la persona que apretó el gatillo del arma que mató al empresario Ignacio Uría, el 3 de diciembre del pasado año.
La investigación de la Ertzaintza ha permitido confirmar una hipótesis que barajaban los servicios antiterroristas: que esos dos crímenes habían sido cometidos por la misma célula etarra, aunque se habían empleado armas distintas. Este comando, el primero que ETA lograba poner en funcionamiento en Guipúzcoa en tres años, es el autor de todos los atentados que han tenido lugar en ese territorio desde el pasado año. En total se les imputan catorce acciones terroristas.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...