La sección primera de la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) condenó ayer al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria a pagar a la firma Aeromédica Canaria, SL la cantidad de 106.181,25 euros por irregularidades en la adjudicación de un contrato suscrito en 1999, referido al servicio de actividades extraescolares deportivas, socioculturales y socioeducativas en los centros escolares públicos de la ciudad.
La sentencia del TSJC, vista por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, aplica este importe en concepto de seis por ciento del presupuesto de ejecución material del contrato, esto es, el beneficio industrial dejado de percibir por Aeromédica por la vulneración legal. El órgano de contratación de entonces, presidido por el concejal de Hacienda y Contratación, Francisco Fernández Roca, adjudicó el servicio señalado a la firma Vanyera. En el concurso abierto convocado también participó Aeromédica.
Respeto institucional
La sentencia señala los reproches al acto administrativo impugnado y anulado, indicando que «el Ayuntamiento debe respetar las reglas que él estableció en el correspondiente pliego ». El acuerdo de la adjudicación del contrato se produjo en 1999, siendo alcalde de la capital grancanaria José Manuel Soria (PP). La resolución judicial recoge también que el consistorio no contestó a la demanda que, en su momento, formuló la firma Aeromédica Canaria. Además, apoya uno de sus fundamentos en el hecho de que, al ser imposible la prestación de un servicio ya ejecutado íntegramente por Vanyera, «lo procedente es acceder a la pretensión indemnizatoria sustitutoria ejercitada por la actora».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...