Viernes, 27-02-09
EP
CÓRDOBA. Francisco Adame, el vecino de Fuente Palmera que ha denunciado en numerosas ocasiones la actividad «ilegal de una vaqueriza sin licencia» justo al lado de su casa, se encerró ayer a las 09.00 horas en el Ayuntamiento para pedir que se cumplan las dos sentencias que existen para el cierre de esta actividad.
Según informó Adame, la última sentencia es del pasado día 12 de enero y la otra del 5 de octubre de 2007, y, como explicó el vecino, «aunque sean recurridas, son ejecutables, al igual que los decretos» que existen sobre el cierre de las instalaciones. Subrayó que ha intentado dialogar durante todo este tiempo y «el resultado no ha sido positivo para encontrar una solución a este problema». Dijo que, si es necesario, hoy volverá a repetir el encierro, puesto que, según explicó, el Ayuntamiento dice que estas sentencias no son aplicables, ya que el propietario de la vaqueriza ha recurrido.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...