ABC.es

Vivir

Ocio

Cine

El actor Manuel Alexandre, noventa y un años llevados estupendamente le contemplan, depositó ayer su «legado» en la Caja de las Letras, situada en la cámara acorazada del Insituto Cervantes. Alexandre es el primer cómico que recibe este emottivo honor
Atraco a las 3... pero en 2017
Manuel Alexandre junto a Carmen Caffarel, en el Instituo Cervantes /IC
Un honor artístico y cultural muy bien guardado bajo llave
Es un acto sencillo pero emocionante, que ya se ha convertido en una tradición. La entrega de su «legado» para depositarlo en una caja fuerte de la Caja de las Letras del Instituto Cervantes empezó a realizarse en febrero de 2007. Desde entonces, han recibido este honor distintas personalidades de la cultura y el saber. Una nómina de excepción encabezada por Francisco Ayala, al que siguieron los poetas Carlos Edmundo de Ory, Juan Gelman y Antonio Gamoneda; el pintor Antoni Tàpies; la científica Margarita Salas; la bailarina y coreógrafa cubana Alicia Alonso; el director de cine Luis García Berlanga; el compositor Cristóbal Halffter, y los responsables de la iniciativa de fomento de la lectura Fahrenheit 451. A todos ellos vino a sumarse ayer Manuel Alexandre, el primer cómico distinguido con este honor. Generalmente, el contenido del legado es desconocido, aunque en el caso de Alexandre sí tuvo el «detalle» de hacerlo público. Las cajas se abrirán en una fecha elegida por los homenajeados y suelen contener manuscritos y documentos de diversa, pero muy significativa índole.
Actualizado Jueves, 19-02-09 a las 13:48
Ni eran las 3 ni ha sido un atraco, aunque el escenario fuera la cámara blindada del antiguo Banco Central, ahora sede del Instituto Cervantes. No, ni eran las 3 ni ha sido un atraco, aunque, precisamente, la directora del Cervantes sea ahora Carmen Caffarel, hija de aquel cómico de gigantescas hechuras llamado José María Caffarel que era, justamente, el director de la sucursal bancaria que hace años, casi cincuenta, atracaban José María Forqué, José Luis López Vázquez, Agustín González, Cassen y Manuel Alexandre, noventa y un años, más de sesenta de profesión y, nada más y nada menos, que 312 películas.

Alexandre ha tenido el honor de que la llamada ahora Cámara de las Letras del Cervantes se haya abierto de par en par para él con motivo de dejar allí su legado (tradición por la que ya han pasado Berlanga, Francisco Ayala, Carlos Edmundo de Ory, Gamoneda y Tàpies, entre otros) en la caja 1534.

El primer cómico en recibir tal honorManolito, como le llama cariñosamente la profesión, es el primer cómico que tiene este honor, honor que recibió emocionado y con su magnífico humor de siempre. “Lo he pasado muy bien en mi profesión, y he hecho muy buenos amigos. Y no sólo eso, incluso la verdad es que no recuerdo haber tenido enemigos, ni siquiera los directores”. Alexandre, que aseguró que es un hombre “sin secretos” mostró su precioso legado, el premio TP de Oro, que se le ha concedido recientemente. “¡Adiós, buena moza!”, se despidió de la escultura.

La caja se abrirá el 11 de noviembre de 2017, justo el día en el que el actor cumplirá cien años. “¿Y tú crees que voy a abrir esto?”, le dijo el intérprete a Caffarel entre sonrisas. Después, como mandan los cánones, firmó en el libro de honor de la institución y el correspondiente certificado de depósito, agradeciendo la distinción de “compartir espacio con personas tan señaladas de las artes y la cultura, en esta institución que tanto hace por la cultura española e hispanoamericana”. Ni eran las 3, ni fue un atraco. Pero Manuel, don Manuel Alexandre, se llevó un sustancioso botín. El mismo que a manos llenas ha regalado durante décadas a sus espectadores.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...