Actualizado Lunes, 09-02-09 a las 22:29
El portavoz vaticano, Federico Lombardi, dijo que la muerte de Eluana Englaro debe ser para todos "un motivo de reflexión y de búsqueda responsable de las vías mejores para acompañar con el debido respeto el derecho a la vida, al amor y al diligente cuidado de las personas más débiles". El jesuita Lombardi agregó que la muerte de Englaro deja a todos "una sombra de tristeza" por las circunstancias en que se ha producido.
Sobre la muerte de la joven, en coma vegetativo desde hacía 17 años, también se expresó el "ministro de Sanidad" del Vaticano, el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, que pidió a Dios que la acoja en su seno "y que perdone a quienes la han llevado hasta ese punto" (de morir).
Lozano Barragán, en declaraciones a los medios locales, pidió perdón a Dios "por todo lo que le han hecho" y dijo que éste no era el momento de desatar polémicas, sino que era necesario espíritu de perdón y de reconciliación. Tras subrayar la necesidad de promover el respeto absoluto a la vida, el cardenal señaló que hay que averiguar las causas que han llevado a la joven a la muerte y si ha habido "responsabilidades".

Barragán reiteró su tesis de que si en la muerte de la joven ha sido decisiva "la intervención humana" continuaría a considerar el fallecimiento "un delito". El cardenal calificó reciente de "abominable asesinato" la desconexión de la sonda alimenticia que mantenía con vida a Eluana Englaro, de 38 años.
Sobre la muerte de Eluana también se pronunció Elio Sgrecia, presidente emérito de la Academia Pontificia para la Vida, quien dijo que nadie es inmune al dolor y expresó su deseo de rezar por ella, "que tanto ha sufrido" y su familia, así como "por todos aquellos que de alguna manera han tenido que ver en este caso, para que defiendan la vida y el derecho a vivir".
El director del diario vaticano "L'Osservatore Romano", Giovanni Maria Vian, expresó su "dolor y consternación" por la muerte de Englaro, a la vez que el obispo de Udine, ciudad donde ha muerto, Pietro Brollo, ha ordenado abrir las puertas de la basílica de la Virgen de Gracia para permitir a los ciudadanos rezar por Englaro.
El cardenal Jose Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para la Causa de los Santos, expresó su deseo de que el Parlamento siga debatiendo el proyecto de ley presentador por el Gobierno para impedir casos como el de Eluana Englaro. "Deseo vivamente que Eluana sea la última persona deja a posta morir en Italia por deshidratación y desnutrición", dijo Saraiva.
El cardenal recordó que este fin de semana Benedicto XVI dijo que la eutanasia no es la solución "sino solo una trágica y falsa respuesta al dolor humano". El Vaticano y la Iglesia italiana había acogido con satisfacción la decisión del Gobierno de Silvio Berlusconi de presentar un proyecto de ley para impedir la muerte de Englaro, que se estaba debatiendo hoy en el Senado.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...