Actualizado Jueves, 29-01-09 a las 23:35
El 96,5 por ciento de los conductores españoles suspendería el examen teórico para obtener el permiso de conducir si volviera a realizarlo, según un informe elaborado por el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial (Intras), patrocinado por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) y Zúrich Seguros.
De los 2.034 conductores de toda España a los que se sometió a examen, sólo aprobaron 71, y más de la mitad fue incapaz de contestar correctamente a quince de las treinta preguntas de las que se compone la prueba teórica de la Dirección General de Tráfico, en la que sólo se admiten tres errores.
Los conductores con menos de diez años de carné fueron los que mejor supieron la materia -el 5,55 sobre 10-, dato que se invirtió entre los más veteranos y que llevan conduciendo más de cuarenta años, que se quedaron en el 3,90.
Lo peor de todo, según el estudio, es que los conductores examinados fallan en mayor medida en las preguntas importantes para la seguridad vial y aciertan más en las cuestiones banales.
En una rueda de prensa, el autor del estudio, el catedrático de Seguridad Vial de la Universidad de Valencia, Luis Montoro, alertó sobre el peligro que supone que una mayoría de los conductores españoles se ponga al volante sin conocer las normas, ya sea por olvido o por la aparición de nuevas señales, que nadie le obliga a aprender.
Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Autoescuelas, José Miguel Báez, consideró que estos datos demuestran la necesidad de un reciclaje continuo de los conductores que garantice que se ponen al volante con todas las garantías.
Báez ha propuesto, por ejemplo, que la DGT realice una breve prueba teórica a todos los conductores que se renueven el carné para comprobar su nivel de conocimientos. Luis Montoro apostó por un examen teórico "más útil" en el que los futuros conductores razonen y no memoricen de forma mecánica la normativa o los principios de seguridad vial.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...