Domingo, 25-01-09
La escritora uruguaya Cristina Peri Rossi publicó un libro, «Julio Cortázar» (Omega), en el que glosa 15 años de entrañable amistad con el escritor y ofrece, con pistas, pruebas y datos, detalles sobre su muerte: «Fue uno de los primeros muertos por sida a raíz de la transfusión que recibió estando en el sur de Francia con su segunda esposa, Carol Dunlop -explicaba ayer a ABC-. Una noche Julio sufrió una hemorragia estomacal y fue trasladado a un hospital donde le renovaron toda la sangre. Julio me escribió: «Cristina, soy un hombre nuevo, ¡tengo dos litros y medio de sangre nueva!». Dos años después, en 1982, Carol muere de una enfermedad desconocida a causa de un retrovirus que producía lo que se certificó como una pérdida de defensas inmunológicas. Al poco tiempo Julio empezó a sentir los mismos síntomas: diarreas, cansancio, infecciones y la última manifestación fue la mancha de sangre en la lengua, el sarcoma de Kaposi. Las pruebas de cáncer dieron negativas. ¿Qué padecía, pues, Julio? Una extraña enfermedad no diagnosticada: pérdida de defensas inmunológicas producida por un retro virus, el llamado sida. Antes de que muriera, el ministro de Sanidad francés fue destituido por la falta de control que había en la sangre».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...