A pesar de las críticas de Israel, el cardenal Renato Martino se reafirmó ayer en su comentario de que «Gaza se parece cada vez más a un gran campo de concentración». El presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, responsable de la protección de los refugiados, no se mostró ofendido ni amedrentado por las palabras del portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, Yigal Palmor, quien calificó de «desconcertante y decepcionante que el vocabulario de la propaganda de Hamás venga de un miembro del Colegio de Cardenales».
En realidad, los comentarios de Martino al diario «La Repubblica» no eran un ataque directo a Israel, pues la situación en Gaza es resultado de muchos factores, incluidos Hamás y Egipto. El cardenal lamentaba el grave problema humanitario y recordaba que «las consecuencias del egoísmo son el odio a los demás, la pobreza y la injusticia. Fijémonos en Gaza: se parece cada vez más a un gran campo de concentración».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...