Chacón avanza que nuevas reales ordenanzas regularán la conducta de los militares
Publicado Martes, 06-01-09 a las 16:35
La ministra de Defensa, Carme Chacón, avanzó hoy que el Gobierno aprobará "en pocos días" las nuevas normas de conducta para los militares españoles, las Reales Ordenanzas, que incluirán dos principios para las misiones en el exterior que obligarán a distinguir entre objetivos militares e instalaciones civiles y prohibirán el uso de ciertas armas como las bombas de racimo.
Así se manifestó durante su discurso en el Palacio Real con motivo de la Pascua Militar, en el que expresó su deseo de que estos "dos principios de trágica actualidad" en la franja de Gaza y que pretenden "evitar el máximo de víctimas inocentes" sean respetados "por cualquier Ejército en cualquier conflicto".
Chacón se refirió, como hizo el Rey en su discurso, al "grave deterioro de la situación de seguridad en Gaza" e hizo un llamamiento "a todas las partes enfrentadas para que cesen las hostilidades de inmediato". "Es esencial --subrayó--, y ahora más que nunca, que se abran los cauces necesarios para el diálogo y se sienten, de una vez por todas, las bases para una paz duradera".
La titular de Defensa, ataviada con un traje pantalón oscuro combinado con una actual blusa blanca y negra, hizo balance del año anterior en su discurso y presentó los retos futuros, como es habitual durante la celebración de esta ceremonia castrense instituida por Carlos III en el siglo XVIII y presidida hoy por los Reyes en el Palacio Real.
Chacón subrayó que las nuevas Reales Ordenanzas, que no se modifican desde 1978, recogerán "por primera vez" en la historia de España "todo un cuerpo de reglas de conducta relacionadas con las nuevas funciones" de las Fuerzas Armadas en el exterior.
Así, incluirán un capítulo relativo al Derecho Internacional Humanitario y a los principios básicos de la Etica en Operaciones de Paz, a saber, "el principio de distinción" entre combatientes y no combatientes, entre objetivos militares e instalaciones civiles, y el "principio de limitación", que "supone la exclusión del uso de ciertas armas y tácticas que repugnan a la conciencia moderna", como las bombas de racimo que un centenar de países se han comprometido a erradicar, entre ellos España, y entre los que no están ni Estados Unidos ni Israel.
Tras recordar que este año se celebra el vigésimo aniversario de la participación española en misiones de paz internacionales, la ministra informó de que con motivo de esa efeméride, Defensa organizará una serie de actos conmemorativos que arrancarán con una campaña de información pública y concluirán con un homenaje a los 148 fallecidos en misiones internacionales de las Fuerzas Armadas durante estas dos décadas.
Después de nombrar uno por uno a los militares y guardias civiles fallecidos el año pasado, Chacón analizó cada una de las actuales misiones españolas en el exterior y adelantó que "en breves días" pedirá autorización al Parlamento para el envío de un "avión de patrulla marítima, una fragata y un petrolero de flota", más sus respectivas tripulaciones, a la operación europea Atalanta contra la piratería en el Indico.
Afganistán: "Antiguo bastión yihadista"La ministra se refirió a la misión en Afganistán, donde España tiene desplegados 778 militares, como una de las "más duras y complejas". En este país al que definió como "antiguo bastión del terrorismo yihadista", el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero persigue un objetivo principal, "contribuir a la estabilidad, el desarrollo y la reconstrucción de ese país". Y para ello, explicó, España cree necesario, como otros países, "una reorientación de la estrategia" de la comunidad internacional en ese país.
La titular de Defensa calculó que la misión en Chad concluirá previsiblemente el próximo marzo, indicó que España mantendrá su compromiso con la misión de la ONU en Líbano, FINUL, en la que participan unos 1. 100 efectivos españoles, reiteró que los objetivos de la misión en Bosnia están "prácticamente cumplidos" e insistió en que las tropas españolas en Kosovo se ceñirán "al mantenimiento de un entorno seguro, a la garantía de la libertad de movimientos en todo el territorio y a la protección de la población local".
También adelantó que Africa y el Mediterráneo serán "los próximos escenarios de las misiones" de las Fuerzas Armadas "por múltiples razones que tienen que ver" con la historia y con los intereses de España. Las misiones en el exterior, añadió, solo tendrán en lo sucesivo tres limitaciones: "el cumplimiento estricto de la legalidad internacional; la voluntad del pueblo español expresada a través de las Cortes Generales y, como es lógico, la capacidad de despliegue sostenido" de las Fuerzas Armadas españolas.
Austeridad frente a la crisisChacón no eludió referirse al "difícil escenario económico" en el que se encuentra España y debido al cual las Fuerzas Armadas deberán dar "ejemplo de austeridad". Tras admitir que Defensa cuenta para este 2009 con un "presupuesto ligeramente inferior al del pasado ejercicio" (en torno a un 3 por ciento menos), confió en que sirva para hacer frente a todas las tareas, ya que, indicó, el Ministerio dispone "del margen que procede del alto crecimiento del presupuesto de Defensa acumulado durante los cuatro últimos años".
"Planificación y eficiencia serán las claves para realizar más cometidos con menos presupuesto. Eso sí, administrado aún mejor", señaló la ministra, que remarcó que se priorizará la mejora de la seguridad a las tropas sobre otras partidas.

En relación con la seguridad de las tropas, Chacón garantizó que proseguirán los programas para proporcionar transportes más seguros, inhibidores de frecuencias, aparatos de visión nocturna, aviones no tripulados y los nuevos vehículos Lince y los RG-31, junto a la continuación de los 19 programas de armamento considerados principales, entre los que se incluyen los helicópteros NH-90, el buque de proyección estratégica Juan Carlos I, el Eurofighter y los aviones para la Unidad Militar de Emergencias.
Por otra parte, Chacón señaló que a partir del próximo 1 de julio se constituirán las nuevas escalas que establece la Ley de la Carrera Militar y se fijó como objetivo que para finales de 2009, España cuente con 86. 000 efectivos de tropa y marinería, lo que "culminará un aumento de efectivos de un 23% en sólo cuatro años".

Enviar a:

¿qué es esto?