Un ataque israelí mató a, al menos, 40 personas que se habían refugiado en una escuela gestionada por la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) en el norte de la franja de Gaza, según un nuevo balance de fuentes médicas palestinas.
Un balance anterior había dado cuenta de al menos 20 víctimas mortales entre las personas que se habían refugiado en la escuela de la UNRWA en la localidad de Jabaliya (norte de la franja de Gaza) para tratar de huir de los enfrentamientos en esa y otras zonas, según los primeros testimonios.
El balance de muertos aumentó rápidamente a medida que los equipos de socorro empezaron las tareas de rescate entre los escombros del edificio.

Horas antes, dos personas murieron cuando un ataque de la artillería israelí alcanzó una escuela de la ciudad de Jan Junés (sur de la franja).

Asimismo, otras tres personas fallecieron en un ataque aéreo contra una escuela del campo de refugiados de Shati, en la ciudad de Gaza, señalaron fuentes médicas.
Olmert rechaza una propuesta de tregua de la UEEl primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha vuelto a rechazar la propuesta de la Unión Europea (UE) de alcanzar una tregua en Gaza mientras el presidente del país, Simón Peres, aseguró que "Europa tiene que abrir los ojos".
Esta mañana, Olmert comunicó su negativa en su oficina de Jerusalén a la delegación de la UE encabezada por el ministro de Exteriores checo, Karen Schwarzenberg, que llegó ayer a Israel para tratar de conseguir el fin de las hostilidades en la franja palestina.
"Mirad donde están disparando, ya han alcanzado Gedera", señaló Olmert, en referencia a una localidad situada a cuarenta kilómetros de Gaza donde llegó hoy por primera vez un cohete palestino, que provocó heridas leves a un bebé, según informó la versión digital del diario israelí "Yediot Aharonot". "Antes de la tregua disparaban a una distancia de veinte kilómetros, ahora llegan hasta cuarenta kilómetros. Si hay otra tregua, alcanzarán sesenta kilómetros o más", dijo el jefe del Gobierno israelí.
Respeto a las Naciones UnidasOlmert añadió que "respeta" las Naciones Unidas y sus instituciones, pero rechazó sus llamamientos a un alto el fuego y se mostró partidario de la iniciativa promovida por la administración estadounidense de "poner una manta internacional sobre el fuego en Gaza".
Según el primer ministro, lo más importante en estos momentos es "frenar el contrabando de armas" desde Egipto por túneles subterráneos "y el fortalecimiento de Hamás". "Ya hemos hecho suficientes gestos, ahora exigimos una acción que traiga seguridad a los residentes del sur de Israel", añadió.
Peres también recibió esta mañana a la delegación europea, que también integran la comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero-Waldner, y dos ministros de Exteriores, el sueco Carl Bildt y el francés Bernard Kouchner, a quienes dijo que "Europa debe abrir los ojos respecto a la lucha en Gaza".
"Ningún país europeo toleraría fuego de cohetes sobre sus ciudadanos, y deben entender que Hamás es una organización terrorista del peor orden", aseguró Peres en un comunicado difundido por su oficina tras la reunión. Según el jefe del Estado, Israel "no está en el negocio de las relaciones públicas ni intentando mejorar su imagen", sino "luchando contra el terrorismo" y ejerciendo su derecho de defender a sus ciudadanos.
La delegación de la UE se desplaza a JordaniaLa delegación de la Unión Europea desplazada a Oriente Próximo para tratar de convencer a israelíes y palestinos a aceptar un alto el fuego en la zona viajó hoy a Jordania para reunirse esta tarde con el rey del país hachemí Abdalá II, así como con el primer ministro, Nader Dahabi, y el ministro de Exteriores en funciones, Nasser Judeh.
Los objetivos prioritarios de la gira europea por Oriente Próximo, con escala en Egipto, Israel, territorios palestinos y Jordania, son garantizar el acceso de la ayuda humanitaria a la población civil y lograr impulsar un alto el fuego entre palestinos e israelíes.
La delegación está encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores checo, cuyo país ostenta la presidencia semestral de la UE, Karel Schwarzenberg; y compuesta también por los jefes de las diplomacias francesa y sueca, Bernard Kouchner y Carl Bildt, respectivamente, así como por el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana, y la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.
La delegación se ha desplazado a Jordania después de reunirse esta mañana con el presidente israelí, Simón Peres, y el primer ministro saliente, Ehud Olmert y después de reunirse ayer en Jerusalén con la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, el líder del partido ultranacionalista Likud, Benjamín Netanyahu, y el titular de Defensa, Ehud Barak, así como con el presidente y primer ministro palestinos, Mahmud Abbas y Salam Fayad en Ramala, según informó la presidencia checa de la UE en un comunicado.
A pesar de que el motivo principal de la gira europea es conseguir un alto el fuego en la zona "lo antes posible", Olmert ha rechazado la propuesta europea de decretar un alto el fuego humanitario de 48 horas, mientras que Peres a reclamado a Europa no jugar "el doble juego" con israelíes y palestinos y apoyar al Estado hebreo en sus acciones.
La UE analizó con Abbas en Ramala, reunión a la que se sumó el presidente francés, Nicolas Sarkozy, "los pasos concretos para una solución duradera a la crisis en Gaza, empezando por la posibilidad de introducir un alto el fuego adoptando una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU relevante", reza el comunicado de la presidencia checa de la UE.
Asimismo, la delegación europea mantuvo ayer una cena de trabajo con representantes de las organizaciones humanitarias presentes en Gaza, incluidos de la Agencia de Apoyo a los Refugiados Palestinos de la ONU (UNRWA), la oficina humanitaria de la ONU (ECHO) y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para recabar datos de la actual situación en Gaza desde el punto de vista humanitario, qué material se necesita y medidas necesarias a corto y medio plazo para garantizar la recuperación de la Franja de Gaza, donde viven hacinados un millón y medio de palestinos en menos de 400 kilómetros cuadrados. Desde el inicio de la ofensiva israelí, han perecido cerca de 600 palestinos y otros 2. 500 han resultado heridos.
La delegación de la UE desplazada a Oriente Próximo ofrecerá una rueda de prensa esta tarde, a las 20. 00 horas, en el aeropuerto de Stará Ruzyne en Praga, para dar cuenta de los resultados de la misma a su regreso de Jordania.
Por su parte, el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, no acompañó a la delegación europea a Amán esta mañana, sino que se reunió hoy junto al presidente francés, Nicolas Sarkozy, primero con el presidente sirio, Bachar el Assad, en Damasco, y posteriormente, con el presidente y primer ministro libaneses, Michael Suleiman, y Fuad Siniora, en Beirut, según informaron fuentes de la Oficina de Solana que acompañan al Alto Representante.
El jefe de la diplomacia europea mantendrá una cena de trabajo esta noche con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, en la ciudad balneario egipcia de Sharm el Sheij, a la que también asistirá esta noche Sarkozy. El Gobierno cairota fue el artífice de la anterior tregua que las milicias palestinas e Israel mantuvieron durante seis meses, antes de que Hamás, el partido islamista que controla la Franja, rechazara prorrogarla sin que Israel levantara su bloqueo al territorio.
Las fuentes de la oficina de Solana consultadas reconocieron que la UE está "trabajando muy duro" para lograr un alto el fuego en la zona y reconocieron que "es demasiado pronto" hablar de una misión internacional para supervisar un eventual alto el fuego, después de que Olmert rechazara la propuesta europea. "Cuando obtengamos un alto el fuego, esperamos que sea supervisado internacionalmente. La UE está dispuesta a desempeñar un papel, cualquiera que sean sus modalidades", precisaron.
Tres soldados israelíes muertos por fuego amigoTres soldados israelíes de la brigada de elite Golani murieron y otros 24 resultaron heridos este lunes por la noche en el norte de la franja de Gaza cuando un tanque israelí disparó por error contra su posición, anunció un portavoz del ejército hebreo.
"Tres soldados de las fuerzas israelíes murieron tras la explosión de un obús disparado por error por un tanque israelí durante una operación" en el norte de la franja de Gaza, anunció el portavoz, que añadió que otros 24 militares fueron heridos. El portavoz precisó que uno de los heridos estaba en estado "crítico" y tres en estado "grave". Los otros 20 tenían heridas leves o de mediana consideración.
"El obús cayó en una estructura en la que se encontraban los soldados", añadió, sin dar más precisiones sobre la zona en que se encontraba la unidad. El comandante de la unidad, el coronel Avi Peled, figura entre los heridos leves. Varios testigos afirmaron a un fotógrafo de la AFP que el incidente se produjo en Chujaiya, un barrio del este de la ciudad de Gaza, rodeada por los tanques israelíes. En total, cuatro militares israelíes han muerto y otros 79 han resultado heridos desde el comienzo de la ofensiva terrestre en la franja de Gaza el pasado sábado, según el balance oficial israelí, que incluye los soldados muertos y heridos por el tanque.
Los ataques siguen sobre Gaza. AP
El fracaso del Líbano
Cualquier cosa menos repetir el fracaso militar de 2006 en el Líbano: «El Ejército no tiene intención de quedarse quieto, sino de estar en constante movimiento entre Jabaliya, las áreas de lanzamiento entre Beit Hanun y Beit Lahiyah, y sin necesidad de entrar en las zonas residenciales hasta que los terroristas lo quieran», describía una fuente de Seguridad al diario israelí «Ma´ariv».
La premeditada ofensiva en Gaza, supuestamente quirúrgica, dejaba ayer ya antes de la caída de la noche 23 nuevos muertos palestinos, todos civiles. Entre ellos, siete miembros de una misma familia que morían en su casa de Shati por el disparo de un proyectil lanzado por un buque desde el Mediterráneo, a los que se sumaban otras 13 personas del mismo clan, que fallecían cuando un tanque desplomó su vivienda en Zeitun. En la franja, Israel ha acabado ya con la vida de más de 500 hombres, mujeres y niños. En Israel han muerto cinco civiles y un militar.
Los soldados de a pie instruidos para la guerrilla -que desde la tarde del sábado cercaban estrechamente la Ciudad de Gaza velando armas- emprendían ayer la operación de lucha cara a cara con los milicianos allí donde los carros de combate y la aviación ya habían hecho su trabajo durante los últimos diez días: aniquilar almacenes de explosivos, búnqueres, túneles, laboratorios y a los armados de Hamás y los grupos aliados. La misión que arrancaba anoche consiste en escarbar en cada rincón y en cada casa en la búsqueda de los «objetivos terrorista y de infraestructura terrorista» que habían escapado al fragor de las máquinas de guerra.
Al menos 40 muertos por el ataque israelí a una escuela de la ONU
Lanzaderas pulverizadas
El domingo, en la reunión del Gabinete de Seguridad celebrada para supervisar la marcha de esta operación «Plomo Sólido», los ministros israelíes ya fueron informados de que los lugares desde donde la semana anterior habían sido lanzados 220 de los 300 cohetes registrados, habían sido literalmente pulverizados. El Ejército reconocía, no obstante, la «tenacidad» de Hamás y su determinación a no rendirse. Tanto es así, que ayer se confirmaba el intento por parte de los milicianos de secuestrar el sábado a un soldado judío de la Brigada Golani, al que intentaron arrastrar a la fuerza hacia un túnel excavado en el interior de la casa de un líder del Movimiento que su compañía había asaltado.
Los combatientes islamistas llevaban todo el fin de semana apostados en las esquinas, pertrechados por fusilería y lanzagrandas RPG, el momento de medirse frente a frente con la Infantería judía. «Aplastadlos», ordenaba en unas declaraciones a la televisión Al-Aqsa de Hamás el más radical de sus jefes, Mahmmud Al-Zahar, desde hace semanas en paradero desconocido. Israel -espoleaba- «ha legitimado el asesinato de nuestros niños matando a los nuestros, el asesinato de su gente en cualquier punto del mundo asesinando a la nuestra».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...