Un modelo a imitar
Lunes, 08-12-08
Como hoy día no proliferan noticias como esta, cuando en el mundo actual se imitan y buscan otros «ejemplos», me place cantidad escribir un suelto acerca de Luciano Soto García, un maestro jubilado residente en Toledo y del que extraeré sólo unos datos biográficos para situarnos.
Luciano es un todo terreno, no muy grande de estatura, pero que militaría en la NBA en cuanto a corazón y dimensión humana. La mayor parte de su vida profesional la desarrolló en Burujón, y allí descubrió a atletas internacionales como Julia Lobato y José María González, realizando una inimitable labor en el deporte escolar de toda la vida. Aceptó como compromiso de fe ser alcalde por UCD y prosiguió en múltiples tareas vinculadas al deporte, educación y religión, sin desatender a su esposa, Charo, e hijos. En la capital, donde pasó sus últimos días profesionales, llegó a ser jefe de estudios del colegio público «Juan de Padilla», distinguiéndose también por la lucha por conseguir la jornada continuada.
Actualmente aún tiene tiempo para ser subdelegado diocesano de Apostolado Seglar, maestro voluntario del Hogar Zoe, tesorero del Club Atletismo Toledo, miembro de la directiva de la Asociación de Vecinos «Parque de Nara»... Le gusta y sabe escribir y colabora con diversas publicaciones y allá donde le requieren. Es un hombre de iglesia, comprometido, dando el callo y la cara donde le llaman. Ejerce la autocrítica con lo que le rodea, sea lo que sea, lo que hace de su conducta un valor permanente, un modelo a imitar. Es un lujo escucharle y yo tengo el privilegio de hacerlo, como hace unos días cuando fui testigo de una conversación en la que estaban también presentes el obispo de Guadix-Málaga y el sacerdote Marcelino Casas Puente. Un placer inmenso.
Mañana martes recibe una distinción por sus méritos de manos del cardenal de Toledo, algo que él no quiere, pues no le gustan los focos ni los ruidos. Espero, querido amigo, que me perdones por este comentario. Pero estas cosas, creo que hay que divulgarlas y más en un mundo tan estúpido, tan escaso de valores, donde se confunde frecuentemente la niebla con la claridad. Un abrazo y enhorabuena.
OPINIÓN

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...