Chávez propone el 27 de febrero para votar por su reelección indefinida
El presidente venezolano Hugo Chávez durante su intervención de hoy / EFE
Actualizado Domingo, 07-12-08 a las 23:03
El próximo 27 de febrero es el día que el presidente Hugo Chávez quiere que se convoquen los comicios sobre la enmienda constitucional que le permita su reelección indefinida hasta después del 2021 como lo anunció ayer en la Academia Militar.
No obstante su empeño en fijar el día de la consulta, que el año pasado fue rechazado en el referéndum de la reforma constitucional junto a su proyecto socialista, sus asesores le advirtieron que era una fecha poco conveniente electoralmente por tratarse de la semana del carnaval.
Tanto la festividad carnavalesca como la semana santa son fechas de asueto que los venezolanos aprovechan para vacacionar e ir a la playa. Cualquier proyecto político, publicitario, artístico o comercial que se pretenda lanzar en esas temporadas de seguro caería en el fracaso.
Aun así insistió en que “la enmienda de la constitución debe ser parte de la celebración del inicio, hace 20 años, de la revolución bolivariana y de “el caracazo”. Y se preguntó criticando al que fijó esos días en el calendario del 2009: “?cae en carnaval, ¡mala suerte¡, ultimadamente, ¿quién decide esas fechas, que en tal día cae carnaval?
Entre el 27 y 28 de febrero de 1989, y a 20 días de haber tomado posesión el presidente de entonces, Carlos Andrés Pérez, decretó la subida del precio de la gasolina lo que produjo protestas y disturbios, que derivaron en saqueos de los comercios, declaración de estado de sitio y suspensión de garantías para controlar el orden. Oficialmente hubo 270 muertes en “el caracazo”.
Es importante lo que ocurrió hace 20 añosPara Chávez es importante lo que ocurrió hace 20 años. Esos sucesos trágicos los reivindica como suyos propios y no da su brazo a torcer en su empeño que sea ese día y no otro. “También puede ser un día distinto al domingo, quizás un miércoles o jueves”, dijo al referirse a que se puede cambiar el día de descanso en que históricamente se realizan las elecciones en Venezuela.
Sin rubor alguno y saltando por encima de los reglamentos y plazos establecidos por el Consejo Nacional Electoral, dijo dando instrucciones que “ya está diseñado el avance la jornada electoral que debe ser en febrero o, a más tardar, en los primeros días de marzo cuando le demos una señal, no por ñinguita (poca cosa), ésta tiene que ser una gran victoria”.
A sus seguidores dijo que él es la única personal que puede garantizar la continuidad de la revolución. Por ello les exigió “recoger millones de firmas” para respaldar su propuesta de reelección continua, aún cuando su segundo período presidencial concluye dentro de cuatro años, es decir, en el 2013.
Por su lado, los partidos opositores, organizaciones civiles y el movimiento estudiantil han creado un bloque unido para hacerle frente a la reelección presidencial y hacer que se respete la constitución. Han repetido la misma alianza que derrotó el plan de Chávez en el referéndum pasado.
Chávez suspendió las competencias y los recursos que manejan los gobernadores y alcaldes que ganaron los opositores el pasado 23 de noviembre para restarles fuerza política y administrativa. “Ya sabemos que la oposición ha comenzado a lanzar una campaña, tratando de confundir al pueblo. Dicen que si la reforma fue negada, una cosa es la reforma y otra la enmienda. La reforma tenía 69 artículos y la enmienda es una sola, es un solo artículo el que se va a emendar. Los opositores saben que no tienen la razón pero igual llevan la contraria”.
Antes de concluir el acto ordenó a su gabinete impulsar las acciones para cambiar la constitución “desde hoy mismo para que lleguen a todos los municipios y coordinen brigada, patrullas, vamos a activar los frentes que serán un elementos nuevo en esta batalla”.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...