Publicado Lunes, 01-12-08 a las 20:56
Poco después de que el pasado miércoles los terroristas abrieran fuego en Bombay, la web 2.0 se ponía en acción, comenzando una frenética actividad informativa a través de Twitter, el servicio de microblogging, Flick, YouTube, GroundReport, e incluso la Wikipedia, que antes de que acabase la noche ya incluía los hechos.
"El Taj está en llamas", escribía Sagat, un usuario de Twitter, a las 10:08 horas. Poco después continuaba con la información: "Llegan los camiones de bomberos".
Twitter permite a los usuarios postear mensajes de hasta 140 carácteres, ya sea a través de mensajes de móvil o directamente en Internet. De esta forma cientos de personas se convirtieron en improvisados periodistas, que en ocasiones actualizaban la información de forma más rápida que los medios tradicionales, la personificaban y enlazaban con televisiones y periódicos.
"¿Alguien sabe la situación del banquete de boda de Bhagchandani en el Taj?. Soy amigo de la novia", preguntaba un usuario y otro escribía "Se necesita sangre en el JJ Hospital".
Con un ritmo de entre 100 y 500 mensajes al minuto, Twitter ha sido el mayor centro de información sobre los atentados en la web 2.0, pero no el único. Sólo noventa minutos después del comienzo del ataque aparecían fotografías en Flick, que ya han superado las 130.000 visitas, y vídeos en Youtube, que ya cuenta con 2.500 grabaciones sobre la tragedia.
Asimismo, en Google Maps se mostraban las zonas atacadas, la Wikipedia era actualizada constantemente y ya ha sido creada una página web, Mumbay Heros, para recordar a las víctimas.
El periodismo ciudadano no es un fenómeno nuevo. Ya en 2004, tras el tsunami que arrasó las costas del Sudeste Asiático, The New York Times reconocía su importancia como fuente informativa. "Es difícil superar a la blogosfera sobre el terreno en una zona tan amplia como la afectada por el desastre".
Twitter, que negocia su adquisición con la red social Facebook por un valor cercano a los 400 millones de euros, ya cobró protagonismo en el terremoto de Sichuan, China, el pasado mayo y en los recientes incendios de California.
Sus críticos señalan que este tipo de periodismo no es fiable ya que los hechos no se verifican. Y algo hay de cierto. En los primeros momentos del ataque un usuario de Twitter afirmaba que el Hotel Marriot de Bombay estaba siendo atacado, pero la información fue rápidamente corregida por otro usuario.
Una vez recuperada la calma en la ciudad, los usuarios de Twitter han comenzado ha criticar la actuación del Gobierno. Un mensaje llama a los ciudadanos de Bombay a reunirse el próximo día 3 en la Puerta de la India, cerca del Hotel Taj, para exigir responsabilidades, mensaje que también circula a través de móviles y correos electrónicos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...