Gérard Mortier planta a la Ópera de Nueva York y se pone a tiro del Real
ABC Mortier, durante una de sus visitas a España
Domingo, 09-11-08
Mortier se lamenta de los dos años de duro trabajo «tirados» y de que con 65 años «quizá nadie me quiera ya»
SUSANA GAVIÑA
MADRID. La crisis ya le ha pasado factura al director Gérard Mortier y a la Ópera de la Ciudad de Nueva York. Al primero, que iba a sumir la dirección artística y la dirección general a tiempo completo en el teatro norteamericano a partir de la temporada 2009-2010, porque ha visto cómo su proyecto ha tocado fondo debido al recorte del presupuesto, lo que le ha llevado a dimitir (su compromiso era por seis años). Y el segundo, porque después de embarcarse en tan ambiciosa aventura con el fin de renovarse, atraer a nuevos públicos y competir con su vecino, el emblemático Metropolitan de Nueva York, se ha visto plantada repentinamente por su gran apuesta. La presidenta del teatro, Susan L. Baker, confirmó el viernes la decisión de Gérard Mortier de dimitir, y anunciaba que espera reemplazarlo en tres semanas y que recuperará el puesto de director general, según informó ayer «The New York Times».
Después de meses de rumores, el desencuentro final ha llegado a causa de la reducción del presupuesto a la que se ha visto sometida la Ópera de la Ciudad de Nueva York. La cifra incialmente prometida al director belga, de 60 millones de euros, y que aparece en su contrato, se ha visto reducida a 36 millones. Una cantidad que en opinión de Mortier sólo sirve para cubrir los gastos básicos del teatro y que le permitirían muy poco margen de maniobra para realizar producciones innovadoras. Ante esta realidad, el director belga dijo que no podía seguir adelante en un teatro «que tiene menos que el más pequeño de los teatros franceses», según declara al diario neoyorquino. Mortier que está concluyendo su etapa al frente de la Ópera de París disfruta allí de un presupuesto anual de 300.000 millones de dólares. Como solución , el director belga había propuesto a la dirección del teatro asumir un déficit durante la primera temporada, lo que permitiría mostrar un proyecto capaz de atraer a nuevos patrocinadores privados. La directiva del teatro, asustada ante la crisis, rehusó la propuesta.
Pero éste desencuentro final venía precedido por otros. Uno de ellos fue motivado por la presentación el pasado mes de agosto, en el último momento, de la candidatura de Mortier a la dirección del Festival de Bayreuth, que finalmente no prosperó pero que desencadenó un gran malestar en la dirección del teatro. Mortier justificó después esta maniobra como un «señal» enviada a los patronos de la Ópera de Nueva York que parecían haber perdido interés en su proyecto.
De nuevo en el mercado
Mortier se lamentaba el viernes de los dos años de duro trabajo «tirados» y de que a punto de cumplir 65 años, el 25 de noviembre, «tal vez nadie me quiera ya». Una frase con la que el director belga parece ponerse en el mercado y lanzarle un guante al Teatro Real, en cuya quiniela ha aparecido repetidamente para ocupar el puesto de director artístico, que abandonará en 2010 Antonio Moral. Una propuesta, no firme, en la que en un principio no mostró interés Mortier, según él mismo ha declarado, pero que tal vez ahora vuelva a sopesar teniendo en cuenta que el Real cuenta para 2009 con un presupuesto de 54 millones de euros, algo más de 68 millones de dólares. La salida de Mortier de Nueva York coincide con el hecho de que Lissner, el principal candidato del Real, haya salvado sus diferencias con los sindicatos en la Scala de Milán, lo que le augura un futuro más largo y estable con dicha institución.
Entre los encargos realizados para la Ópera de Nueva York por el director belga, conocido por sus propuesta provocadoras en el Festival de Salzburgo, la Biennal del Ruhr y la Ópera de París, se encuentran sendas óperas a Philip Glass, sobre la vida de Walt Disney, y la versión operística de la oscarizada «Brokeback Mountain» a Charles Wuorinen, que Mortier espera poder colocar en otros teatros.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...